Newells sigue sin ganar

Germán Burgos, recién llegado a la dirección técnica y al fútbol argentino, avisó en la semana. “Preparo el equipo para jugar una final”. Pareció buscar, con esas palabras, sacudirle a Newell’s el pesimismo en el que lo sumergieron las derrotas en serie.

Sigue sin ganar después del 0 a 0 inicial con Unión, pero la prédica motivadora del “Mono” permitió dar un primer paso: el equipo se mostró más combativo, con otra actitud, competitivo, aunque volvió a mostrarse carente de ideas.

Eso no logró corregirlo ni la activa participación del entrenador durante todo el partido. Detrás de la línea de cal Burgos se mostró activo y motivador. El vozarrón del ex ayudante de Diego Simeone fue la música de fondo de un encuentro apenas discreto.

El flamante entrenador vivió su debut con la pasión y la personalidad que es una de sus marcas registradas. Pareció trasladar a sus jugadores parte de ese ímpetu. A Newell’s no le faltó el músculo tenso y los dientes apretados, aunque en ataque se mostró anémico, sin profundidad ni variantes.

Burgos sabe que no se puede hacer magia con un puñado de prácticas. Quizá por ello apuntó a poner en cancha, en su estreno, a un equipo que al menos sea un poco menos endeble. Con sacrificio y conceptos básicos. Hasta rudimentario. Pero al que no se lo llevara por delante cualquier adversidad que presentara el juego, como le sucedió en los siete partidos anteriores donde apenas rescató un punto. Ese primer paso lo dio, aunque falta mucho para que Newell’s se convierta en un equipo confiable e incómodo.

No fue casual que en el primer tiempo Unión aprovechara las dudas que arrastra Newell’s. Le ganó la posesión del balón y se plantó en su campo.

mono archivos - Actualizate — Actualizate