Interés General

La Niña con su sequía no da tregua y continuará hasta fin de año

septiembre 17, 2022 6:34 pm POR ACTUALIZATE

El fenómeno de La Niña, con su consecuente sequía, seguirá hasta fin de año y preocupa “el efecto arrastre”.

El fenómeno de La Niña se manifiesta en dos formas totalmente diferentes en América Latina: lluvias intensas y abundantes, aumento del caudal de los ríos y posteriores inundaciones en Colombia, Ecuador y el norte de Brasil; y en condiciones de sequía en Perú, Bolivia, el sur de Brasil, Argentina y Chile.

Varios de estos últimos países viven desde el pasado año una intensa sequía, que ha afectado los cultivos, ha secado ríos e impactado la generación hidroeléctrica.

El humedal arde por los incendios intencionales y la escasez de lluvia en la región se agrava. Las precipitaciones en Rosario están en niveles mínimos desde 1961.

Cristian Russo, ingeniero agrónomo en la Bolsa de Comercio de Rosario aseguró que  “La Niña va a estar hasta diciembre, eso es lo que sabemos con seguridad”,  y agregó que “se espera un 30% menos de agua que la media y es la tercera Niña consecutiva”.

“Pero además es importante que es la tercera Niña consecutiva que tenemos. Ese efecto acumulativo de estar mensualmente por debajo de las estadísticas implica un impacto muy importante”, explicó el profesional, cuya experticia aplica en la Guía Estratégica para el Agro.

No llueve, ni lloverá, y eso implica que se mantiene la tendencia de un 30 por ciento menos de agua en la región, con su efecto inmediato en la bajante del río Paraná, cuya altura en Rosario continúa por debajo del metro, a un tercio de la media para este mes.

El último informe para la región registró “el invierno más seco de los últimos 27 años” y con un preocupante “efecto arrastre de falta de lluvias del otoño y verano”.

“En Rosario y alrededores, los milímetros acumulados desde el 21 de junio ascienden a 4,8. Este es el valor mínimo desde 1961 y está muy lejos de los 86 milímetros como promedio estadístico invernal”, indica el estudio.

“Es necesario retroceder hasta 1995 para encontrar un trimestre tan seco y con reservas de agua en el suelo tan deprimidas”, añaden los especialistas.

“Tenemos un presente complicado por lo que pasó en los últimos dos años y por ese futuro inmediato de más sequía”, dijo Russo preocupado por los productores agropecuarios de la zona, e indica que sus efectos se pueden extender al área del Delta.

Russo aclaró que “hay antecedentes de tres niñas seguidas” (entre 1999-2001) y que sería improbable un cuarto año.  “El problema que tenemos es ahora, este año que no llueve. La falta de agua llega a 100 y 200 milímetros en algunas zonas. Estamos rogando para que se termine en diciembre”, concluyó.

La escasez de precipitaciones se extiende a la Cuenca del Paraná. La altura del río en Rosario se mantenía este viernes bien por debajo del metro: 0,72, según la medición de Prefectura. La altura media de septiembre es 2,42 metros, es decir el triple.

El Instituto Nacional del Agua (INA) no advierte mayores cambios en “el escenario de aguas bajas predominantes iniciado en marzo de 2020”. El caudal podría evolucionar por debajo del medio metro hacia fin de mes.

Si bien el ecocidio en el humedal se origina en quienes prenden fuego de forma intencional (por motivos que la Justicia debe explicar y no hace, y que la política tiene que prevenir y tampoco), el contexto de sequía y bajante se agravará. Un escenario que debería obligar a los dirigentes a pensar en salidas concretas.

 

No te podés perder

La Niña con su sequía no da tregua y continuará hasta fin de año - ActualizateSport — ActualizateSport