Interés General

Por la posición sexual conocida como “69”, hoy es el Día del Sexo Oral

septiembre 6, 2022 3:22 pm POR ACTUALIZATE

El “69” es una de las prácticas más famosas de sexo oral de todos los tiempos y hoy, 6 del 9, se celebra su día.

Hoy, 6 de septiembre, se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Sexo Oral. Este día es también conocido como “el día del sexo oral” debido a que se asocia a la combinación de los números 6 y 9, es decir al 69, la posición del dar y recibir sexo oral.

Según un estudio, es una de las posturas más valoradas del Kamasutra (en la India de hace unos 200 años atrás ya se practicaba), debido a que es un equilibrio perfecto entre el Yin y el Yang y es la más democrática y funcional a la liberación de la mujer y la igualdad de los sexos.

La actividad sexual tiene muchos beneficios para el organismo, estos son algunos:

  1. Refuerza el sistema inmunológico: Provoca un aumento de hasta un 30% en tus niveles de inmunoglobulina A (defensas del organismo)
  2. Reduce el estrés: Durante el acto sexual se libera un químico en el cerebro que acelera el centro del placer y la recompensa del cerebro.
  3. Ayuda a conciliar el sueño: Se liberan una serie de hormonas, como la oxitocina, la serotonina y la prolactina, que inducen al sueño.
  4. Mejora la salud del corazón: A mayor frecuencia de relaciones, menos enfermedad y baja la presión arterial.
  5. Cuida la piel: El orgasmo provoca la liberación de endorfinas, lo que genera más oxigenación y estimula el sistema circulatorio. La liberación de hormonas sexuales como la testosterona y los estrógenos ayuda a suavizar tu piel y reduce el acné.

El encuentro erótico sexual no comienza en el momento en que uno o la pareja se dispone a recorrer el cuerpo y los genitales con la finalidad de sentir placer. Comienza en aquel instante en que las fantasías, las ganas, las sensaciones corporales indican que el deseo erótico está comenzando a aparecer.

La pareja William Masters y Virginia Johnson han sido sin duda los sexólogos más populares, debido en principio a sus investigaciones sobre la respuesta sexual humana a finales de la década de los 60 del siglo pasado. Entre otros, uno de los principales hallazgos de este estudio, fue el descubrimiento del papel destacado del clítoris en el orgasmo femenino. Hasta ese momento, la idea freudiana de “orgasmo vaginal” como ideal de orgasmo, seguía muy vigente, y esta investigación puso en evidencia que la estimulación vaginal no era demasiado relevante de cara al orgasmo femenino.

En sus estudios encontraron, también, alguna diferencia en la respuesta sexual humana de hombres y mujeres: las mujeres se excitaron más lentamente que los hombres. A raíz de ello, se destacó la importancia de los llamados “juegos previos” en la sexualidad femenina.

El sexo oral es parte fundamental en esos juegos previos siempre que exista acuerdo en la pareja.

El sexo oral supo abrirse paso y rompió con muchos pudores y creencias limitantes, sobre todo para las mujeres. Después de la primacía del coito, las parejas, sobre todo las heterosexuales, supieron aventurarse al sexo oral como una forma de salir del sexo procreativo y empezar a disfrutar de una sexualidad más abierta, alejada (un poco) del coitocentrismo.

Tanto en parejas homosexuales como heterosexuales, es una práctica que ocupa un lugar de preponderancia.

Hay que destacar que la sexualidad humana no es solo genitalidad. Intervienen factores importantes como el deseo y las fantasías.

La piel es el órgano más grande del cuerpo, y además de protegernos de los factores externos  «es el órgano sexual más importante del ser humano», asegura Manuel Lucas Matheu, sexólogo y presidente de la Sociedad Española de Intervención en Sexología (SEISEX). Rompiendo la polémica de siempre sobre la existencia del punto G -zona tan buscada como cuestionada-, Matheu afirma que la corteza que nos rodea «es el elemento fundamental de la erótica humana».

Rozar con nuestra lengua cada parte del cuerpo de la persona deseada no solo es un acto amoroso, es también un acto estimulante del deseo sexual.

Y el sexo oral es parte de ese estímulo en zonas de mucha inervación y vascularización (glande, prepucio, testículos, labios mayores y menores, introito de la vulva, clítoris, etc.). Quienes lo disfrutan seguramente lo incorporan como una experiencia que debe estar en todo encuentro erótico.

Lo ideal es que el juego estimule previamente otras zonas no genitales que preparan o caldean el cuerpo.

Las zonas más ricas para disparar el goce son el clítoris y los labios menores y en los hombres la estimulación del prepucio y el glande.

También el ano es una zona que se excita al paso de la lengua. La mujer disfruta con los movimientos rítmicos de la lengua que recorre sus genitales, y es aconsejable cambiar la intensidad y el ritmo para ir elevando el nivel de sensaciones. El juego puede tener momentos más fuertes y otros más calmos, siempre y cuando exista acuerdo y ninguno se sienta exigido a hacer algo que no le gusta.

El encuentro sexual siempre debe ser de cuidado del otro u otra. En todos los aspectos. Físicos y psíquicos.

Establecer acuerdos para preservar la  integridad en ambos aspectos es fundamental. Te cuido, me cuidas, nos cuidamos. Disfrutamos juntos.

El uso de preservativos no debe ser descuidado. Y aprender a disfrutar con el uso de ellos también es un aprendizaje que puede ser muy placentero.

Celebremos este día cuidándonos amorosamente.

 

No te podés perder

Por la posición sexual conocida como “69”, hoy es el Día del Sexo Oral - Actualizate — Actualizate