Actualidad

Ataque a CFK: Aníbal Fernández asegura que no se violaron protocolos

septiembre 6, 2022 8:07 am POR ACTUALIZATE

Según el ministro Aníbal Fernández, se cumplieron todos los "protocolos" en la guarda de pruebas durante la etapa inicial de la investigación.

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que se cumplieron todos los “protocolos” en la guarda de pruebas durante la etapa inicial de la investigación del intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, garantizó que la Policía Federal no “manipuló” el teléfono celular del detenido Fernando André Sabag Montiel y sostuvo que la jueza María Eugenia Capuchetti y la fiscalía que actúan en la causa “han hecho un buen trabajo”.

El funcionario consignó que, luego del ataque, se inició “un protocolo de preservación de la escena del crimen” y que, en ese marco, se envió el teléfono celular de Sabag Montiel en “una bolsa de Faraday” y el Juzgado lo incorporó junto a un recibo “que dice que fue recibido con la cadena de custodia intacta”.

“La caja de Faraday es cuando queremos hablar y la señal no sale porque rebota en todos lados”, explicó el funcionario en declaraciones formuladas a los medios esta mañana, en la puerta del Ministerio de Seguridad, y añadió: “Después ya no sé qué es lo que pasa porque hasta ahí llega nuestra tarea. La Federal no manipuló el celular”.

Por otro lado, consultado sobre algunas voces críticas que pidieron su alejamiento del cargo, el funcionario reveló que le había comunicado al presidente Alberto Fernández que estaba “dispuesto” a dar un paso al costado pero indicó que fue ratificado en su cargo por el mandatario.

“Yo soy un caballero; cuando esto sucedió, lo primero que le dije al Presidente fue que estaba dispuesto, cuando él lo decidiera, a correrme. Se lo dije desde el primer momento porque esas cosas se deben hacer así”, afirmó Aníbal Fernández.

Durante la jornada, funcionarios, gobernadores y dirigentes del Frente de Todos volvieron a reclamar el esclarecimiento del caso y llamaron a “reflexionar sobre los discursos y conductas de odio” que, según afirmaron, emanan desde la oposición, la Justicia y los medios de comunicación, en contraste con las “manifestaciones populares”, realizadas “pacíficamente” y por “el amor a Cristina”.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, pidió “reflexionar sobre los discursos y conductas de odio” y analizó que “es muy difícil hacerse los distraídos” frente al ataque perpetrado el jueves pasado contra Cristina Kirchner.

En declaraciones a El Destape Radio, el mandatario aseveró que “no se trata solamente de formas de expresar ideas, sino que hay poderosos intereses: un fiscal pide la inhabilitación perpetua para Cristina, no podemos no recordar la proscripción al peronismo”.

De ese modo, hizo un “llamamiento a que reflexionen, recapaciten y modifiquen estas conductas”, y graficó: “Nunca escucharon a nuestra fuerza política pedir o hablar en esos términos como habla el macrismo. Las manifestaciones del peronismo son pacíficas, no vamos a las casas de Macri, Vidal o Larreta”.

Para Kicillof, “hay odio, persecución judicial y mediática porque ellos no quieren discutir proyectos políticos de país, qué quieren hacer con la Argentina o qué piensan”.

“Se quiso generar un cacerolazo contra Cristina pero, contrariamente, la gente inició una movilización para respaldarla y expresarse pacíficamente, sin pedir la muerte de nadie”, indicó.

En esa misma línea, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, destacó en declaraciones a Télam Radio la “manifestación popular” del viernes pasado en Plaza de Mayo en apoyo a Cristina Kirchner como respuesta a los “mejores 12 años de Gobierno junto a los del peronismo”.

“Fue el amor a Cristina y el reconocimiento de los mejores 12 años de Gobierno junto a los gobiernos del peronismo desde 1945”, detalló el titular de Desarrollo Territorial y Hábitat, e indicó que “es clave” que se pueda mantener “la unidad del movimiento popular”.

Además, para Ferraresi el atentado se enmarca en “ataques” que sufrieron en los últimos años diversos “gobernantes populares” de Latinoamérica y ejemplificó con los casos del presidente hondureño Manuel Zelaya y el de los exmandatarios de Brasil, Dilma Rousseff y Lula Da Silva.

“Para la oposición nada ha cambiado, para los medios concentrados de comunicación nada ha cambiado. Siguen con los discursos del odio. Uno creía que eso se iba a aplacar y que se iba a generar un proceso de análisis y cambios de actitud, pero no”, expresó.

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, convocó a “entender la gravedad de los hechos” para no ser “responsables de la proliferación de la violencia”, al subrayar que ante el ataque contra la vicepresidenta “no hay lugar para especulaciones de ninguna naturaleza”.

“Hay un autor material detenido, el arma secuestrada y la identificación del registro de las armas, por lo tanto es raro lo que le ha ocurrido al celular”, puntualizó respecto de la pérdida de datos en el teléfono del atacante, Fernando Sabag Montiel, cuyo aparato se encontraba en custodia desde que fue detenido en la noche misma del hecho.

En diálogo con Télam Radio, Capitanich aseguró que “la Argentina es una tierra de paz” y propuso que se establezcan recomendaciones y generen espacios para erradicar la violencia, en una iniciativa que trascienda las diferencias partidarias.

En ese sentido, puso como ejemplo lo que significó en los ’80 la creación de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), cuya labor derivó en la elaboración del informe conocido como “Nunca más”: “Hoy debe ser ‘Nunca más a la violencia y al odio'”, exhortó.

Finalmente, el presidente del bloque del Frente de Todos en Diputados, Germán Martínez, destacó que es clave que el sábado pasado “hayamos podido sesionar” para aprobar una resolución de repudio al atentado a la Vicepresidenta.

“Es importante que hayamos podido sesionar y decir cosas en voz alta y haber aprobado un comunicado que tuvo una clara condena y repudio al atentado, una solidaridad con Cristina, su familia, sus amigos, y la militancia, un pedido de un rápido esclarecimiento y un llamo a la construcción de un escenario con paz social”, dijo en declaraciones realizadas a Radio2 de Rosario.

Sobre los discursos pronunciados en el recinto de sesiones, dijo que “fueron reflexiones políticas con argumentos, que me pueden gustar más o menos, pero fueron hechas con respeto y con las convicciones de nuestras ideas y nuestras identidades, y que se pueden expresar en el interior de la cámara”.

Y respecto a la investigación en torno al atentado, Martínez dijo que “nosotros queremos que la justicia haga bien lo que tiene que hacer” y debe “ser impecable”.

“Me preocupa lo que pudo haber pasado con el teléfono y que pasó con la custodia”, confesó y pidió “que haya una mirada social sobre esa investigación”.

Encuentran ADN de Sabag Montiel en el arma utilizada para atacar a Cristina Fernández

La justicia federal recibió los resultados de un informe pericial que determinó el hallazgo de ADN de Fernando André Sabag Montiel en la pistola Bersa calibre 32 que se secuestró en el mismo lugar donde se lo detuvo la semana pasada, después de que intentara dispararle a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La confirmación aleja de modo definitivo las versiones que ponían en duda la reconstrucción del hecho y que afirmaban que el arma secuestrada no era la que se veía en los videos en manos del atacante.

La información fue confirmada por fuentes de la investigación, que detallaron que los rastros aparecen en el gatillo, el cargador y la empuñadura, por lo que el peritaje se convirtió en un elemento más (independientemente de las fotos y los videos) que ratifica que fue Sabag Montiel quien empuñó el arma.

La confirmación de que era su mano la que cargaba el arma ya se había logrado, además, a través de un análisis de los tatuajes que se observan en el video del día del hecho, en comparación con aquellos que se ven en las fotos que el imputado había subido en redes sociales durante los últimos años.

La información se sumó a otros elementos que se incorporaron hoy a la investigación que permanece bajo secreto de sumario, mientras se aguarda que la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo tomen declaración indagatoria a Brenda “Ámbar” Uliarte, la novia del agresor, algo que sucedería mañana.

Uliarte se encuentra detenida en la sede de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal, en Villa Lugano, desde la noche del domingo, cuando personal policial la interceptó en la Estación Palermo del ferrocarril San Martín.

Hacia ese lugar de detención se dirigió hoy el defensor oficial Juan Martín Hermida para entrevistarse con ella.

Las fuentes judiciales confirmaron a Télam que tras la reunión Hermida se excusó de ejercer su defensa porque la imputada tiene “intereses contrapuestos” con el principal acusado, Sabag Montiel, a quien ya representa.

Gustavo Kollman será el letrado de la mujer, indicaron los portavoces.

Aunque aún no se conocen todos los elementos de prueba que se reunieron en relación a Uliarte, Télam pudo constatar que uno fundamental fue que los investigadores lograron ubicarla el día del hecho en las inmediaciones de la casa de la Vicepresidenta y creen que pudo haber colaborado con el agresor.

Mientras tanto, fuentes judiciales informaron que los investigadores analizan alternativas para intentar recuperar la información del teléfono de Sabag Montiel que sufrió un reseteo mientras estaba a disposición del juzgado de Capuchetti, a la vez que la jueza podría disponer la realización un peritaje para ver que fue lo que disparó el error que puso en riego una prueba clave.

Fuentes del caso informaron a Télam que el fiscal Rívolo propuso la realización de una “pericia de la pericia” para poder entender de modo acabado que fue lo que ocurrió y acreditar lo que habría sido una falla técnica.

En paralelo, los investigadores se mostraron hoy confiados en poder recuperar parte del contenido del celular del imputado, sobre todo a partir de haber conocido de casos similares en los que colegas suyos pudieron lograr superar el inconveniente y recuperar datos valiosos, señalaron a esta agencia fuentes de la investigación.

El teléfono de Sabag Montiel sufrió un formateo cuando se intentaba extraer información, aunque aún no está claro cómo se produjo esa situación ni si es achacable a quienes tuvieron el celular bajo su custodia o a los que lo manipularon.

El teléfono fue secuestrado por la Policía Federal Argentina la noche del ataque a la vicepresidenta y de inmediato fue puesto en una “bolsa Faraday” para garantizar su protección y ser llevado al juzgado que intervino en el caso, según contó esta mañana el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

En esas condiciones el teléfono fue llevado al juzgado de la jueza Capuchetti, donde se firmó la recepción y se aclaró que se había respetado la cadena de custodia: desde entonces estuvo bajo dominio del tribunal.

Fuentes judiciales informaron durante el fin de semana que en la madrugada del viernes fueron convocados técnicos de la Policía Federal para intentar extraer la información del celular del acusado con la tecnología con la que cuenta esa fuerza.

Los mismos voceros aseguraron que los técnicos que manipularon el celular lo hicieron frente a personal del juzgado al que le fueron dando cuenta de cada uno de los pasos que se fueron dando- y que el resultado de esa extracción fue “negativo”: se sospecha que fue en estos intentos en los que se habría producido el error.

En manos del juzgado, el teléfono quedó guardado en un sobre abierto en la caja fuerte del tribunal, hasta que la jueza decidió enviarlo a la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en Ezeiza, luego de anoticiarse de que allí contaban con tecnología más actualizada.

El traslado del celular fue realizado por la custodia personal de la jueza Capuchetti y durante la mitad del trayecto en el auto viajó también un secretario del juzgado, según pudo reconstruir Télam de fuentes judiciales.

El teléfono llego a la PSA el viernes a las 23 y fue recibo por un oficial que pertenece a la oficina de Análisis Forense, de manos de personal de custodia del juzgado Criminal y Correccional 5, junto con oficio judicial, un sobre abierto, sin planilla de cadena de custodia, según se desprende del acta de recepción que hizo esa fuerza.

Allí también se señaló que el teléfono se encontraba encendido con error de inicio, y con las tarjetas SIM y de memoria extraídas del slot y adheridas en la parte posterior del equipo con cinta adhesiva.

Tras recibir el teléfono en esas condiciones, desde la PSA se comunicaron con el juzgado para dar cuenta de ello y la repuesta que recibieron fue la de avanzar con la labor técnica, señalaron fuentes del caso.

La información que si se pudo obtener fue aquella que estaba almacenada en el SIM y en la tarjeta de memoria, confirmaron las fuentes judiciales, que confiaron en obtener más datos a través de las consultas que ya formularon a Samsung, la empresa fabricante del aparato bajo análisis.

No te podés perder

Ataque a CFK: Aníbal Fernández asegura que no se violaron protocolos - Actualizate — Actualizate