Interés General

El cannabis y su primera producción pública en Santa Fe

septiembre 1, 2022 6:06 pm POR ACTUALIZATE

El objetivo es experimentar, investigar y capacitar en la producción a gran escala de cannabis medicinal desde Santa Fe.

En el Centro de Investigación y Desarrollo de Cannabis Medicinal de la provincia de Santa Fe se probarán y experimentarán tres tipos de cultivo de cannabis a gran escala

Doscientos  ejemplares de Sativa L que miden cerca de medio metro  se extienden hacia los costados del túnel de producción.

Se trata de los primeros cultivos “a campo” que realizan el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia de Santa Fe, el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta).

Esta es la primera plantación a gran escala y pública en la provincia de Santa Fe, ubicada en el Centro de Investigación y Desarrollo de Cannabis Medicinal, en el kilómetro 12,5 de la Ruta Provincial Nº2 (Monte Vera).

Es una prueba piloto de lo que sería un cultivo a campo y a gran escala. En primer lugar, porque se realiza fuera de temporada, es decir, en invierno. En segundo lugar, porque todo lo que allí se desarrolla es principalmente para la investigación y no para la producción. El objetivo es experimentar, investigar y capacitar en la producción a gran escala de cannabis medicinal.

Eliana Eberde, subsecretaria de Proyectos de Innovación Productiva de Santa Fe, indicó que con una producción pública se dará satisfacción a la demanda del LIF (LABORATORIO INDUSTRIAL FARMACÉUTICO)  para la elaboración de un producto medicinal que sea realizado bajo las normas que establece la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), es decir, una producción y un resultado de calidad farmacéutica. A esto, le suman el desarrollo agronómico y el asesoramiento a los productores.

El Centro permanece abierto todos los días con personal de las instituciones que lo conforman, que puede guiar a los visitantes y explicarles las evaluaciones que llevan adelante. El ingeniero agrónomo Alvaro García explicó  que la idea es mostrar desde el Estado el “know how”, es decir, cómo se pueden llevar adelante las diferentes plantaciones de marihuana a gran escala. Y  también brindan herramientas para los pequeños productores que cuenten con las habilitaciones del Reprocann.

Se utilizaron semillas aprobadas por el Instituto Nacional de Semillas y donaciones de cultivadores. El LIF importó los materiales y realizó el control de calidad. En esta primera prueba, las semillas fueron importadas porque en el país por ahora no existen materias primas con la calidad farmacéutica requerida.

En Santa Fe, la plantación a campo en forma de cultivo exterior comenzará en septiembre, ya que debe realizarse en temporada de verano.

En esta etapa se montó una especie de túnel con un tul que protege a las plantas de las heladas, el viento, la lluvia y todos los procesos del invierno. Es decir que las pruebas que comenzaron el 12 de julio con la plantación de 200 plantas, son un ejemplo piloto de lo que sería el cultivo exterior en invierno. “La idea es investigar y brindar a los productores una opción de cultivo exterior fuera de época, que conlleva invertir en esto que hicimos nosotros que es una especie de túnel para proteger a las plantas”, precisó el ingeniero García.

La estructura de media hectárea es desmontable, cuesta más de 1 millón de pesos y fue fabricada específicamente para esta plantación y su protección. El túnel demostró su efectividad, ya que resistió a vientos de más de 20 kilómetros y permitió el desarrollo de las plantas. Además, cuenta con iluminación de fotoperíodo.

Eberde indicó que el proceso de organización del Centro comenzó en marzo cuando ingresaron los fondos y que  “este lugar estaba semiabandonado y con esa primera inversión empezaron a prepararse las instalaciones”. En diciembre se había realizado la clonación de las semillas, que germinaron el primero de abril y se plantaron el 12 de julio, cuando se inauguró públicamente el proyecto.

El ingeniero García detalló que una vez que el Centro esté completamente en marcha, se realizarán tres tipos de cultivo: exterior, en invernadero e indoor. Según Eberde, la idea es que una vez finalizadas todas las instalaciones, el Centro tenga la capacidad para albergar unas 3.000 plantas.

Los cultivos en interiores o indoor son controlados de manera artificial, lo que da como ventaja que se puedan conseguir varias cosechas en un año. A su vez, al manejar las condiciones que recibe la planta, se puede adaptar el cultivo a las necesidades medicinales que se requieran.

“El objetivo es lograr una extracción de calidad con un proceso de producción que esté dentro de los márgenes de las GMP, o sea, las Buenas Prácticas de Fabricación”, aclaró. De esta manera, destacaron que el objetivo primordial es la investigación de la producción a gran escala y no el desarrollo de este tipo de fabricación masiva. Lo que se busca es analizar y lograr la calidad en los productos y en los procesos.

 

No te podés perder

El cannabis y su primera producción pública en Santa Fe - Actualizate — Actualizate