Actualidad

Golpe al narcotráfico: galpones, puertos, bolsas y millones de dólares

agosto 26, 2022 3:53 pm POR ACTUALIZATE

El megaoperativo de anoche volvió a demostrar el poder del negocio del narcotráfico y la cantidad de sectores relacionados.

El negocio del narcotráfico en Rosario, no es novedad, es histórico y mueve muchos engranajes a su alrededor, lo que quedó demostrado nuevamente en la pasada madrugada luego del megaoperativo en las provincias de Santa Fe, Buenos Aires y Entre Ríos que dejó como botín más importante unos 1.600 kilos de cocaína hallada en galpones del barrio rosarino de Empalme Graneros.

La droga fue hallada en un galpón de Génova al 2400, desde donde iba a ser despachada al puerto de Rosario rumbo a Dubai, por la Hidrovía, en “big bags”, un tipo de bolsa especial que se usa para la explotación de granos.

El galpón de Génova al 2400 en el que fueron secuestrados los 1.658 kilos de cocaína de máxima pureza actualmente estaba alquilado como depósito de materiales, de acuerdo a la investigación que se llevó adelante por el Juzgado federal de Campana a cargo del juez Adrián González Charvay. Es un lugar que, según testimonios de vecinos, previamente funcionó como astillero, como lugar de venta de aberturas de aluminio, y también se comercializaron autos.

En el inmueble en cuestión se incautaron, este viernes, los 1.658 kilos de cocaína de máxima pureza, distribuidos en 680 ladrillos dentro de bolsones de alimentos balanceados a base de maíz y con repelente para no ser identificada por los perros rastreadores. Pero lo que llamó mucho la atención eran los paquetes con la marca francesa Louis Vuitton. No es la primera vez que el conocido logotipo es encontrado en un allanamiento.

El sello de  Vuitton fue encontrado en 2014 en un allanamiento por drogas en Canadá. El 29 de octubre de 2014 la aduana canadiense secuestró 460 kilos de cocaína en el puerto de Halifax, en el litoral atlántico. La cocaína estaba repartida en pequeños estuches con la marca francesa, parecidos a los que se encontraron esta madrugada en Génova al 2400. Estaban guardados dentro de ocho bolsos deportivos.

El titular de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, Mariano Giuffra, hizo declaraciones sobre el secuestro de una tonelada y media de cocaína encontrado en un galpón de Empalme Graneros, en la zona noreste de Rosario, y sería la punta del iceberg de una organización narco con “contactos globales” cuya conexión local fue detenida este viernes, doce personas en total.

“Sobre una operación legítima se introdujo la droga”, dijo el titular de la superintendencia de Drogas Peligrosas, y agregó que fue un “método muy complejo” que habrá demandado “varios días”.

Y desentrañar todo ese circuito comercial que arranca en una pequeña planta de molienda en el interior del país para terminar en la lujosa ciudad de Dubai expone la existencia de una importante red global que opera en la ciudad, la ausencia de controles oficiales en el campo y los muelles y también el papel de Rosario en la logística narco mundial.

En el lugar donde se produjo el allanamiento más importante, el funcionario de la Policía Federal reconoció que “hubo intercambio de información” con agencias antidrogas internacionales como la DEA de Estados Unidos.

“Los organizadores tienen contactos globales. Por eso tuvimos intercambio de información dinámica, como lo autoriza la ley argentina, con agencias internacionales en España y en Estados Unidos a través de la DEA. Esa información seguirá siendo explotada para seguir con las investigaciones sobre las conexiones exteriores”, agregó.

“La mecánica de exportación de droga a través de medios comerciales usuales y legales es común. Están en la búsqueda de la perfección en la maniobra. Ellos plantan empresas de forma muy compleja. Las constituyen aquí y en el exterior para poder hacer un intercambio comercial y dentro de esa operación se infecta la carga con este tipo de sustancias ilegales”, precisó.

Giuffra ponderó también la actuación en este caso de la sección narcotráfico de la Aduana/Afip. “Ha prestado toda la cooperación y fue muy importante su aporte para esclarecer el hecho. La conexión local, los organizadores de esta maniobra, están detenidos”, sostuvo.

En el Gran Rosario hay 20 puertos cerealeros, pero sólo Terminal Puerto Rosario (TPR)  exporta granos (y subproductos) en big bags.

Los puertos de las cerealeras internacionales exportan todo a granel en buques de gran porte con destino de ultramar. En cambio, los contenedores con big bags sólo se despachan por TPR, concesionaria de los muelles I y II del puerto de Rosario y que está en manos de dos empresas: la chilena Ultramar y la aceitera santafesina Vicentin.

La responsabilidad de detectar la droga y el contrabando no es del puerto, sino de las autoridades (Prefectura/Aduana). Incluso, TPR financió la compra de un moderno y millonario scanner para uso de las autoridades. Formalmente, en caso de detectar alguna irregularidad, debe dar aviso a las autoridades, pero son ellas las responsables del control. Lo mismo se puede decir de las navieras (las que operan por Rosario son extranjeras) que llevan los contenedores. No obstante, que justo la droga salga de un puerto público tiene un impacto político mayor. ¿Por qué querían exportar por el puerto público de Rosario y no por los puertos privados de Buenos Aires, como Zárate, Campana y ciudad de Buenos Aires, que también mueven contenedores?

Un dato a tener en cuenta es que por TPR no pasan navieras que conectan a las cargas que salen de Rosario con Dubai de manera directa. Los barcos que amarran son de mediano porte y llevan los contenedores al puerto de Montevideo o al de Santos, y desde allí se hacen los transbordos a buques de mayor porte con destino a todo las partes del mundo, inclusive Dubai, que era el destino final de la droga incautada hoy en Empalme Graneros.

En definitiva, el grupo que arma este negocio tiene ramificaciones y alcances muy importantes para poder poner en marcha semejante logística, del campo a Dubai.

Se supone que la cocaína, que puede tener origen en Perú y/o en Bolivia, llega en avionetas que desechan su carga en campos, donde luego es rescatada por operadores locales. De allí es derivada a “puertos secos”, entre otros lugares.

Los puertos secos son terminales intermodales de mercancías situadas en el interior del país o región económica (de ahí el término de seco) que conecta, a través de la red ferroviaria con un puerto marítimo de origen o de destino.

La principal diferencia entre un puerto seco y una plataforma logística es que en el primero se puede realizar el despacho de aduanas o control aduanero, agilizando así el tránsito de la mercancía.

Además, la intermodalidad es otra de sus características, ya que se pueden utilizar diferentes modos de transporte con una misma medida de carga, generalmente contenedores.

En este caso, el operador estaba habilitado por Afip. Se trata de Pepe Cereales, con base en Santiago del Estero, y a nombre de Héctor Pérez, que está entre los detenidos.

A partir de este rimbombante megaoperativo que trasciende fronteras comenzaron, a borbotones, las declaraciones de los políticos.

“Este es el camino. El secuestro de al menos 1500 kg de cocaína efectuado en la noche de ayer por la Policía Federal es un golpe fuerte a la narcomafia. Necesitamos más allanamientos, detenciones, juzgamientos fuertes y cumplimientos de condenas. Necesitamos paz para Rosario”, dice en un tuite el intendente rosarino.

Por su parte, el ministro Fernández primero publicó en sus redes un mensaje informando el operativo y destacando el trabajo de la Superintendencia de Drogas Peligrosas a cargo del comisario general Giuffra, de la Policía Federal y también de la Justicia Federal de Campana.

Fernández replicó un mensaje de Marcelo Sain, el ex ministro de Seguridad de Santa Fe y actual asesor de la cartera a nivel nacional.

“Aquí está la presencia policial federal que reclama el Gobierno de Santa Fe y Pablo Javkin. No tienen porque saberlo pero esto implica meses de trabajo de investigación”, destacó Saín en su cuenta.

“Hay que tener en claro la dimensión de lo que enfrenta, no Rosario ni Santa Fe, sino la Argentina”, indicó el gobernador Omar Perotti  remarcó la necesidad de “que se acelere de una vez por todas el tratamiento legislativo de los proyectos que nos tienen que dar una estructura federal mucho más consistente para llevar adelante esta lucha“.

“Creemos que la necesidad de producir resultados es una demanda de la sociedad, hubo seis meses mínimo detrás de la investigación que permiten los resultados hoy”, explicó. “Hay investigaciones que llevan más tiempo, lo que necesitamos es la mejor disposición de los fiscales y los jueces en las órdenes de allanamiento, en la posibilidad de realizar operativos permanentes”, agregó.

“No me caben dudas que la coordinación de las fuerzas es clave, el impulso y el profesionalismo que tiene que poner nuestra institución policial es la que sentimos que es el piso, tiene para dar mucho más y tenemos que dar mucho más”, analizó el gobernador.

Remarcó la importancia de modificar leyes que conduzcan a profundizar la lucha contra el narcotráfico. “Yo creo que aquí hay responsabilidad de todos, para sacar las leyes no lo puede hacer un solo partido, las tienen que hacer todos los partidos, y lo digo con claridad porque hubo un ejemplo concreto de los legisladores nacionales de Santa Fe de acordar un proyecto común pidiendo esa estructura federal”.

En medio de esta orgía de operativos, declaraciones, vínculos inextricables, Rosario se desangra. Madres pierden a sus hijos, hijos pierden a sus padres, niños caen en medio de balaceras mientras juegan, y no alcanzan las lágrimas para tanto dolor.

Caen “los perejiles”, los que se hartaron de hacer piquetes y encuentran en este triste “negocio” el modo de vida que nos propone el sistema: una vida en la que debemos estar rodeados de bienes de consumo.

Y desde la cárcel continúan con sus contactos. En estos días trascendió que un preso de la cárcel de Coronda (que fue imputado el pasado martes junto a su hermana y su cuñada por integrar la presunta banda que lidera Máximo Ariel “El Viejo” Cantero, fundador histórico de Los Monos) envió un mensaje a un familiar a través de Whatsapp, donde le reprochó que hacía un corte de calle en lugar de comercializar estupefacientes: “Ponete a vender droga, hermana. Dejá de hinchar los huevos. ¿Qué vas a hacer ahí haciendo piquetes?”.

 

No te podés perder

Golpe al narcotráfico: galpones, puertos, bolsas y millones de dólares - Actualizate — Actualizate