Política

El presidente aseguró que recibió amenazas de muerte

agosto 25, 2022 1:24 pm POR ACTUALIZATE

"Yo también recibí amenazas de muerte; la Policía Federal está trabajando", dijo Alberto Fernández en relación a la causa contra CFK.

El presidente Alberto Fernández reveló hoy que recibió amenazas de muerte y que la Policía Federal se encuentra investigando al respecto.

“Todos recibimos amenazas. Yo también recibí amenazas de muerte. La Policía Federal está trabajando en eso”, dijo el mandatario en una entrevista con la emisora El Destape, en la que confirmó que impulsa una manifestación en respaldo de la vicepresidenta Cristina Kirchner: “Impulso la marcha porque vivimos un momento muy singular. No me resulta preocupante salir a la calle a expresar lo que pensamos en la medida que sea en términos democráticos”.

Sobre sus polémicos dichos de anoche, en los cuales comparó la muerte del fiscal Nisman con la situación actual de Diego Luciani, comentó que su frase fue tergiversada: “en nuestro Gobierno no se amenazan ni persiguen a fiscales ni jueces”, por lo cual “ningún” funcionario judicial debe “sentirse en riesgo”, y, al renovar sus críticas hacia el Poder Judicial, consideró que Juntos por el Cambio “no quiere que cambie esta justicia” porque, tal como funciona actualmente, “le es útil”.

Fernández rechazó las interpretaciones que se hicieron desde algunos sectores de lo que fue un tramo de sus declaraciones de anoche en la señal Todo Noticias, y sostuvo que sus dichos fueron “tergiversados” y que el nombre del fallecido fiscal Alberto Nisman había sido introducido no por él sino por quienes hicieron la pregunta.

“Me dijeron si yo no temía que le pasara (a Diego Luciani) lo mismo que a Nisman, entonces yo, como la pregunta hablaba de Nisman particularmente dije lo que francamente creo. Hasta donde todos sabemos, no se ha podido probar otra cosa: Nisman se suicidó y no encuentro ningún motivo para que eso ocurra con el fiscal (de la causa Vialidad)”, relató.

En ese marco, continuó: “Ahora, si la pregunta hubiera sido por la seguridad de los fiscales, yo hubiera respondido que en mi Gobierno no amenazamos ni perseguimos a fiscales ni jueces, con lo cual nadie debe sentirse en riesgo”.

“El nombre de Nisman no lo introduje yo sino los que hicieron la pregunta”, enfatizó Alberto Fernández, quien renovó sus críticas hacia el funcionamiento del fuero federal y sostuvo que los proyectos de reforma no prosperan porque, si la justicia tal como funciona actualmente “le es útil a un espacio político, es a Cambiemos”, en referencia a Juntos por el Cambio.

Además, enfatizó que “el fiscal Luciani tiene que estar tranquilo” y sostuvo: “Él sabe mejor que yo porque no recibió ningún llamado del Gobierno nacional, ninguna presión. Nadie lo fue a visitar en mi nombre. Ningún espía lo fue a visitar. Ningún juez o fiscal deben temer por su integridad. Solo les reclamo a todos que se haga Justicia”.

En ese sentido, dijo sentir “orgullo” por haber cumplido con su promesa de terminar “con las malas prácticas de los servicios de inteligencia operando” en los tribunales federales.

Respecto de la situación de la justicia federal, recordó su intento para reformarla a través de un proyecto de ley que buscaba que “deje de ser un coto cerrado de doce jueces que manipulan los tiempos de las causas a su antojo”.

“En verdad, ¿cuál es la realidad? Que Cambiemos no quiere que se cambie la Justicia. No quiere porque esta justicia les sirve a ellos. Si esta justicia le es útil a un espacio político, es a la oposición”, subrayó Alberto Fernández en la extensa entrevista que brindó esta mañana.

Allí, además, volvió a referirse a la situación de la Justicia, la necesidad de una reforma del fuero federal, y señaló que en la causa en la que se encuentra acusada – entre otros- la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por el supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, se están dando errores procesales que pueden concluir en la nulidad de lo actuado.

Más allá de sus críticas, el mandatario remarcó que existen magistrados “probos” y nombró entre ellos a Daniel Rafecas, María Servini y Sebastián Casanello.

Sobre el juicio que se sigue contra la vicepresidenta, Fernández señaló que, “en este caso, como la prueba era insuficiente, incorporan prueba de otros procesos en los cuales Cristina no fue indagada”.

“Es inadmisible condenar a alguien que no fue indagado. El acusado tiene derecho a declarar en cualquier momento del juicio hasta que se dicta sentencia. La indagatoria es el primer acto de defensa. Tenes la obligación de tomarle declaración esa declaración porque el riesgo de nulidad es muy grande”, afirmó.

Por ello, dijo que el trabajo de Luciani “en términos de derecho penal” es “de una pobreza magnífica”.

Entre otros puntos, señaló que la fiscalía le atribuyó a Cristina “delitos dolosos, que exigen dolo directo, que es algo que hay que probar”.

“Si (Luciani) dice que Cristina ‘no podía no saber’, es porque no lo probó”, argumentó el mandatario, también profesor de Derecho Penal en la Universidad de Buenos Aires.

Por otro lado, subrayó que en la causa sobre obra pública, en realidad, se persigue “una lógica de disciplinamiento de los poderes fácticos hacia cierta dirigencia política”.

Consultado respecto de la situación social, el Presidente señaló que algunos sectores insisten en que “la gente está muy mal” y que ello afecta la percepción general.

“Veo gente que ha recuperado el trabajo, que la economía crece, que tenemos problemas por resolver con la inflación, que estamos atendiendo”, apuntó.

Finalmente dijo ser impulsor de una gran marcha del peronismo y criticó los hechos de violencia política que se han sucedido en diversas manifestaciones opositoras.

En ese sentido, el Presidente afirmó que en la actualidad “hay gente muy enloquecida” y consignó en ese sentido que la Policía Federal se encuentra investigando amenazas recibidas contra su persona.

Por otro lado, al referirse a la críticas vertidas desde algunos sectores en relación a sus declaraciones de anoche, Alberto Fernández señaló que, más allá de que él no trazó un paralelismo con Nisman sino que la pregunta fue la que introdujo ese nombre, el hecho de haber afirmado que el fiscal se suicidó “pone en crisis el relato del medio” en el que se encontraba, que era Todo Noticias.

En ese sentido, dijo que en esa señal se “insiste en decir que lo de Nisman fue un homicidio y no hay ninguna prueba que diga semejante cosa”.

No te podés perder

El presidente aseguró que recibió amenazas de muerte - Actualizate — Actualizate