Actualidad

Sin hipótesis “certeras” en el ataque al vehículo del Servicio Penitenciario

agosto 15, 2022 8:04 pm POR ACTUALIZATE

El director del Servicio Penitenciario de Santa Fe Gabriel Leegstra dijo que no hay conclusiones sobre los balazos de ayer en Rosario.

El director del Servicio Penitenciario de Santa Fe, Gabriel Leegstra, afirmó hoy que no existe una hipótesis “certera” sobre el ataque a balazos a un vehículo de la repartición que trasladaba ayer en Rosario a un preso que resultó herido junto a un agente, y agregó que “está todo en situación de análisis”.

La combi del Servicio Penitenciario fue atacada de al menos 26 balazos de ametralladora ayer por la tarde cuando salía del domicilio de un preso, Osvaldo “Popito” Zalazar, tras cumplir una salida transitoria ordenada por la Justicia.

Tres personas fueron detenidas poco más tarde en cercanía de la localidad de Pérez en un Ford Focus blanco con varias armas y se presume que participaron del ataque al vehículo oficial, informaron hoy fuentes policiales.

Zalazar, miembro de la banda narco liderada por un hombre enfrentado a “Los Monos”, Luis “Pollo” Bassi, permanecía internado hoy en “estado reservado” como consecuencia de las heridas, mientras que el empleado del SP fue intervenido y se encuentra “estable”, dijeron fuentes sanitarias.

El hombre de 28 años cumple condena por el homicidio de Aldo Acosta, ocurrido en 2014 en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, donde reinó en el mundo criminal, hasta su detención, el exbarrabrava de Newell’s “Pollo” Bassi.

Acosta era el padre de una mujer llamada Norma Acosta, condena por tráfico de estupefacientes, quien había denunciado a Bassi como el instigador de un incendio en la Alcaidía de Rosario en el que murió su pareja, el detenido Miguel “Japo” Saboldi.

Bassi y otras dos personas, presuntos sicarios de su banda, fueron enjuiciados por el asesinato del jefe de “Los Monos”, Claudio “Pájaro” Cantero, ocurrido en mayo de 2013, pero resultaron absueltos por el beneficio de la duda.

En ese juicio el único condenado fue “Popito” Zalazar, por la tenencia de un arma.

Dos hermanos del “Pollo” Bassi y su padre fueron asesinados tras el crimen del “Pájaro” Cantero, pero esos casos nunca fueron resueltos.

El propio “Pollo” Bassi fue objeto de un ataque armado en marzo de 2017 mientras era trasladado, al igual que ahora Zalazar, por un vehículo del Servicio Penitenciario durante el juicio por el crimen de Cantero, balacera ocurrida en el comienzo de la autopista Rosario-Santa Fe.

“Está todo en situación de análisis”, dijo hoy el director del SP provincial, Leegstra, sobre el ataque de ayer a la tarde.

“Debemos realizar conclusiones de acuerdo a las informaciones que recoja la justicia”, abundó el funcionario en declaraciones radiales, para agregar que “las hipótesis no serán certeras hasta contar con toda la información reunida”.

Sobre los detalles del ataque, Leegstra señaló que “estaban saliendo del domicilio del interno” y “a 500 metros del lugar son atacados desde atrás por un vehículo con ráfagas de ametralladora y pistolas”.

Además, indicó que “el personal tenía los elementos de protección que se requieren, iban sentados de acuerdo a como deben hacerlo y creo que eso también llevó a que no haya más heridos en la dotación”.

Desde la Fiscalía Regional Rosario dijeron a Télam que los agresores “efectúan disparos de arma de fuego desde un vehículo blanco resultando heridos el interno y un oficial policial” y añadieron que por el hecho “hay 3 personas que se encuentran detenidas”.

“La audiencia está prevista para los próximos días, a confirmar”, indicaron voceros judiciales.

Fuentes policiales, por su parte, señalaron que el vehículo aparentemente utilizado en el ataque, un Ford Focus color blanco, fue encontrado en la intersección de calle Belgrano y Pasaje Sánchez, de la localidad de Pérez, donde está ubicada la Unidad Penitenciaria 16 en la que está detenido Zalazar.

En su interior la policía secuestró un arma automática “tipo ametralladora”, agregaron las fuentes, para señalar que un vecino encontró en una vereda cercana una pistola calibre 45 que también fue secuestrada.

Ni la Fiscalía ni la policía dio detalles sobre las detenciones de las tres personas presuntamente involucradas en el ataque el utilitario del Servicio Penitenciario.

No te podés perder

Sin hipótesis “certeras” en el ataque al vehículo del Servicio Penitenciario - Actualizate — Actualizate