Espectáculos

Murió Cacho Fontana, un día después que su ex esposa Liliana Caldini

julio 5, 2022 2:09 pm POR ACTUALIZATE

El histórico locutor y animador Cacho Fontana murió transcurrido un día de la muerte de su ex esposa y siempre compañera, Liliana Caldini.

Norberto Palese, conocido como Jorge “Cacho” Fontana, falleció hace unos instantes. Fue un reconocido locutor de radio y televisión y animador de celebridad nacional.

Tenía 90 años y transcurría sus días en un hogar para adultos mayores. Había nacido el 23 de abril de 1932

Jorge Cacho Fontana fue una de las figuras más destacadas e influyentes en la radio y la televisión argentina. Desde la década del 70 para acá, nadie que repase la oferta radial podrá dejar de mencionar su Fontana Show como un hito que revolucionó el medio.

Su inconfundible voz  se convirtió en una marca registrada siempre asociada a muchas publicidades que buscaban en su estilo de comunicar -seguro, enérgico, generador de empatía- una llegada digna de confianza con el público.

En televisión, entre sus múltiples proyectos, se destacaron claramente Odol PreguntaLa Campana de Cristal y Video Show.

Fontana impuso el célebre “¡Cooooon seguridadddddd”! cuando la respuesta era correcta y alcanzó niveles increíbles de popularidad. Pero, al mismo tiempo que descubría su veta de productor y se destacaba como conductor, Fontana también se consolidaba como una notable voz para la publicidad, los avisos cobraban relevancia allí. Y entonces era el “ladero” de otros archifamosos como José María Muñoz al frente de la transmisiones deportivas de Radio Rivadavia, y muchos más.

En el último tiempo su salud venía bastante deteriorada. Se había contagiado por primera vez de Covid-19 en 2020 y además había atravesado cuadros de neumonía. Además, en 2019 tuvo que ser internado tras sufrir una caída en el baño de un restaurante, luego de participar de una entrevista televisiva en la que probablemente hizo el balance más crudo y descarnado de toda su existencia. Allí, entre otras cosas, reconoció por fin sin ninguna reticencia que el alcohol y las drogas lo llevaron al ostracismo en uno de los mejores momentos de su brillante carrera como animador y conductor.

Para muchos todavía resulta inexplicable cómo una de las figuras más importantes de la historia de la radio y la televisión en la Argentina, dueño de una voz excepcional de la que se valió para imponer un estilo que hasta hoy sigue imitándose, cayó en un camino autodestructivo que casi termina por completo con la fama, el prestigio y el dinero que obtuvo a raudales por méritos propios.

Después de hacer por años lo que quiso y tener a su alcance todo el disfrute material imaginable, Fontana pasó sus últimos años en una residencia para adultos mayores y reconoció sin vueltas en más de una oportunidad la estrechez económica a la que se enfrentaba mientras el trabajo se hacía cada vez más escaso.

Cuando Fontana conoció a la modelo Liliana Caldini, sucumbió. Ningún otro término podría definir mejor lo que sintió por esa jovencita, veinte años menor que él, que era la chica de tapa del momento. Caldini había logrado notable repercusión gracias a la publicidad de cigarrillos Chestefield, donde se la ve fumando y danzando, mientras se escucha “Tiritando”, el popular hit interpretado por el compositor y cantante Donald. El país hablaba de ella. Liliana Caldini murió ayer, apenas 24 horas antes que Fontana.

Gran mpacto enla opinión pública se desató cuando se conoció que el locutor había entablado una relación con una jovencita que, por edad, podría ser su hija, el público se enojó mucho. Nadie podía entender cómo el hombre aplomado, de modales galantes, había tenido la osadía de vincularse con una chica como Caldini. No solo el romance fue la comidilla del momento, sino que, además, pocos apostaban por el buen destino de la pareja. Se equivocaron.

Cacho Fontana y Liliana Caldini estuvieron juntos doce años, el mismo lapso que había durado el matrimonio con Beba Bidart. El tiempo iba pasando y la pareja se afianzó de tal forma que fueron padres de las mellizas Ludmila y Antonella. Contradiciendo a los agoreros, eran la postal de la familia armoniosa. Concurrían a eventos sociales y se mostraban en viajes de placer por el mundo.

Cuando la pareja se separó, la opinión pública volvió a estremecerse, pero esta vez por el fin de la relación que había nacido entre prejuicios y tabúes. A pesar del distanciamiento matrimonial, ambos mantuvieron un muy buen vínculo, en gran medida fomentado por haber sido padres. En los últimos años, Fontana padeció serios problemas de salud y Caldini siempre estuvo a su lado para asistirlo en sus necesidades más esenciales.

El impacto por su muerte se ve potenciado, justamente, por el hecho de haber ocurrido a pocas horas de la muerte de su ex esposa y madre de sus hijas.

Que en paz descansen.

No te podés perder

Murió Cacho Fontana, un día después que su ex esposa Liliana Caldini — Actualizate