Actualidad

Inexplicable represión a la comunidad educativa de Lomas de Zamora

junio 23, 2022 2:50 pm POR ACTUALIZATE

La comunidad educativa de Lomas de Zamora repudia la represión sufrida mientras exigían seguridad por reiterados ataques.

La represión ocurrió ayer por la tarde cuando parte de la comunidad educativa del Instituto Superior de Formación Docente (ISFD) 103, ubicado el barrio Villa Urbana, se movilizó hasta la zona de Puente La Noria para cortar el tránsito en reclamo por seguridad.

Lamentables e inexplicables imágenes que nos retrotraen a épocas oscuras de nuestro país. Casi una secuencia de “La noche de los lápices”.

La razón fue que el martes pasado un grupo de docentes y estudiantes sufrió un intento de robo por ocho personas con armas que los sorprendieron en el ingreso de la institución, en horas de clase. Los estudiantes enfrentaron a los ladrones y capturaron a uno de ellos, mientras el resto resistía en una pelea cuerpo a cuerpo durante la que hubo un disparo y otros gatillazos que afortunadamente no detonaron.

No es la primera vez que hay asaltos en ese lugar. Los hubo con delincuentes a pie, en moto y hasta en caballos. Roban dinero, celulares, motos y bicicletas que los estudiantes dejan en el hall de entrada del profesorado, uno de los más concurridos de Lomas de Zamora por su diversidad de especializaciones.

Hasta allí fueron docentes, estudiantes y miembros de organizaciones políticas y sociales con banderas y cánticos de “seguridad/ seguridad” hasta que un inusitado cordón de la infantería de la fuerza de seguridad que depende del ministro Sergio Berni les impidió el paso en Figueredo y Presidente Perón (ex Camino Negro).

Durante la represión, dos miembros de la comunidad educativa y una estudiante del Instituto de Formación fueron detenidos. Hubo un reclamo de varias personas frente a la sede policial. Los tres fueron liberados cerca de las 21, según confirmaron desde el gremio Suteba.

“No se puede explicar, estamos haciendo un reclamo genuino por seguridad, una lucha histórica, y sin embargo la única manera de responder por parte de la autoridades es reprimiendo una marcha docente y de estudiantes”, apuntó Lucas Santillán, profesor del Instituto 103.

“Es inentendible, no entiendo por qué tengo esto en la cara”, cerró el docente, quien fue herido en el rostro con balas de goma durante los enfrentamientos con la policía.

“La Policía Bonaerense reprimió a los manifestantes en un claro episodio de violencia institucional, y reprimió una legítima movilización que exigía seguridad, poniendo en riesgo la integridad física de docentes y estudiantes que se manifestaban”, señaló  Javier Perin, secretario de Suteba de Lomas de Zamora.

Tras los reclamos y la represión, los docentes del Instituto violentado anunciaron que realizarán otra protesta este jueves a las 17, y, además, habrá un paro general de actividades convocado por Suteba en el distrito en rechazo a lo ocurrido.

“Nos pegan los ladrones, nos pega la policía, nadie nos cuida”, reclamaba uno de los presentes en la marcha que terminó con docentes detenidos.

“Somos estudiantes, no estamos haciendo nada. En vez de perseguir a los que nos roban nos están disparando a nosotros. Estamos cansados ya”, se quejaba una manifestante.

Incluso un niño fue alcanzado por uno de los proyectiles, según indicaron los manifestantes.

“Preguntales adónde estaban anoche”, se indignó uno de los profesores ante las cámaras de televisión que cubrían la marcha en reclamo de más seguridad, un pedido que, según los organizadores, reiteran constantemente al municipio de Lomas de Zamora.

El fiscal de la UFI 8 de Lomas de Zamora se dirigió al lugar de la represión para tomar declaración a los heridos para investigar el exceso en el uso de la fuerza policial para desalojar a los manifestantes.

Resulta casi inexplicable esta represión si se observa el número de agentes frente a los manifestantes. Y la pregunta obligada es ¿por qué no se utilizan para reprimir a los delincuentes? Otra sería la historia.

En medio de los embates permanentes a la educación pública con recortes de todo tipo, salariales, edilicios, etc., ahora se debe sumar el embate de los delincuentes, ya que en todo el país se están sucediendo ataques vandálicos a las instituciones y a su comunidad educativa.

Rosario es un fiel ejemplo de esto. El narcotráfico ya controla barrios, clubes, instituciones gubernamentales y no gubernamentales. Sólo quedan las escuelas resistiendo desde la educación y la contención.

Realmente se debe pensar en un ataque bien programado que apunta a la destrucción definitiva de la educación pública argentina, que ha sido un baluarte y un ejemplo en el mundo.

Quizás por esto es que resulta tan inexplicable la represión de ayer.

No te podés perder

Inexplicable represión a la comunidad educativa de Lomas de Zamora — Actualizate