Actualidad

Sospechoso avión venezolano con pasajeros iraníes detenido en Ezeiza

junio 13, 2022 11:52 am POR ACTUALIZATE

El avión venezolano con matrícula iraní está parado en Ezeiza. YPF y Shell se niegan a venderle combustible por las alertas internacionales.

Un avión venezolano modelo Boeing llegó a Ezeiza el lunes 6 de junio, con una carga de autopartes; integraban su tripulación catorce venezolanos y cinco iraníes. Previamente, por el mal clima, había hecho una escala en Córdoba. En el aeropuerto internacional, un operativo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Migraciones, la Aduana y la Policía Federal revisó la carga; según fuentes de la PSA no encontró nada extraño, pero los efectivos retuvieron los pasaportes de la tripulación iraní y le impusieron como condición para salir del país hacerlo en un vuelo de línea. Nadie fue detenido, pero los tripulantes quedaron alojados en un hotel de Ezeiza. Tras la decisión de Villena, pueden solicitar sus pasaportes para dejar la Argentina.

La aeronave habría sido propiedad de la empresa iraní Mahan Air, sancionada por Estados Unidos, que en enero de este año lo habría transferido a Emtrasur, la aerolínea de transporte de carga de la estatal venezolana Conviasa.

Según documentación judicial, los organismos de seguridad y la Agencia Federal de Inteligencia supieron de la presencia en suelo argentino 48 horas después de su arribo a raíz de que Uruguay no le permitió ingresar a su espacio aéreo.

Desde la Dirección de Migraciones informaron que “no pesaba sobre ninguno de los miembros de la tripulación alerta, restricción o impedimento alguno”, por lo que se les permitió el ingreso al país.

En febrero de 2020, el Departamento del Tesoro norteamericano había anunciado sanciones al Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos S.A. (Conviasa) y definió que toda empresa norteamericana y extranjera con intereses comerciales en los Estados Unidos debía bloquear las operaciones de esa compañía. Expuso las matrículas de las aeronaves bajo observación. Entre ellas no figura el Boeing varado en Ezeiza. Es que ese aparato fue adquirido por Emtrasur, subsidiaria de Conviasa en enero de este año. Sospechan aquí que se usó esa maniobra para eludir la medida de Washington.

El problema ahora es que el avión venezolano, que opera desde enero pasado para Emtrasur, fue usado durante los últimos 15 años por la compañia iraní Mahan Air, con las matrículas EK-74713 y EP-MND. Y esa compañía es sancionada por los Estados Unidos, que considera que es un brazo logístico de la fuerza Quds. Y las penalizaciones alcanzan a quienes abastecen a esa línea aérea. Esa aeronave, matrícula YV3531, tendría vedado ahora el uso de los espacios aéreos de Brasil, Uruguay, Paraguay y Chile. El miércoles despegó de Ezeiza a las 17.44 y regresó a las 18.29 después que Montevideo le negase acceso a combustible. Aquí nadie quiere reaprovisionar a esa aeronave, situación que derivó en una presentación judicial efectuada por los tripulantes venezolanos e iraníes ante el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena.

Este domingo la justicia definió que los cinco tripulantes iraníes a los que Migraciones retuvo sus pasaportes podrán irse del país, según se desprende de la resolución del juez federal Federico Villena, que señaló que ninguno de ellos tiene prohibiciones para circular. A la vez, el magistrado dispuso abrir una investigación sobre el vuelo del Boeing en territorio argentino.

Por ser parte de la tripulación, los iraníes tienen un permiso de estadía en el país de 15 días, al que podrán acogerse o, en caso de quererlo, salir en un vuelo de línea. Villenas consideró legal la retención de los pasaportes que hizo Migraciones, en vista de que las fuerzas de seguridad habían alertado que el vuelo les resultaba sospechoso.

Por otra parte, el juez no se metió con el tema de aprovisionar al avión de combustible. El abogado de la aerolínea venezolana Emtrasur, Rafael Resnick Brenner, le había pedido que ordenara a YPF y Shell que así lo hicieran, pero Villenas señaló que no era un tema de su competencia. Por el momento, la nave continúa en Ezeiza, imposibilitada de volar por falta de combustible.

Mientras crece el misterio por el avión venezolano-iraní detenido en Ezeiza, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) se presentó como querellante en la causa que pide investigar la situación generada por la aeronave de carga retenida en el aeropuerto.

En su presentación, la DAIA también exigió que no dejen salir del país a los iraníes y venezolanos que viajaban en el Boeing 747-300M matrícula YV3531 de la empresa venezolana Emtrasur, que se encuentra retenido en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, a cuya terminal de carga arribó el lunes 6 de junio.

“Al dejar entrar a este avión se puso en riesgo no solo la seguridad de todo nuestro país, sino de América del Sur. Dejarlos ir a los tripulantes sin haberlos indagado al respecto (…) sería una oportunidad perdida de poder ayudar a combatir el terrorismo internacional”, afirma la DAIA en la denuncia.

Además, la entidad exigió que les retengan los pasaportes a los tripulantes y que tampoco dejen salir del país a la aeronave, en tanto no avance la investigación.

No te podés perder

Sospechoso avión venezolano con pasajeros iraníes detenido en Ezeiza — Actualizate