Interés General

Preventiva para los acusados de golpear a Tiziano Gravier

junio 11, 2022 9:25 am POR ACTUALIZATE

Los supuestos agresores rosarinos de Tiziano Gravier, el hijo de Valeria Mazza, deberán cumplir prisión preventiva efectiva por 90 días.

Los dos acusados de agredir a Tiziano Gravier, el hijo de la modelo Valeria Mazza, a la salida de un boliche en Rosario, deberán cumplir prisión preventiva efectiva por 90 días, informaron hoy fuentes judiciales.

La medida fue dispuesta por el juez Hernán Postma, que aceptó el pedido del fiscal de la causa, Rodrigo Santana, quien acusó a Jesuán Ezequiel M. (26) y Franco Ezequiel Z. (27), por el delito de “lesiones dolosas graves”.

Además, consideró que la agresión fue “un acto discriminatorio por la condición social de la víctima” a la que llamaron “tincho” antes de golpearlo.

“El término ‘tincho’ apela a la condición social, económica, caracteres físicos de una persona y es repudiable como toda discriminación”, apuntó.

El juez sostuvo que “el ataque se produjo en forma dolosa y no hay causal de justificación”.

El hijo de Valeria Mazza, que sufrió fractura de mandíbula y se recupera tras varias operaciones, siguió la audiencia a través de un circuito cerrado de streaming, junto a su familia en su casa.

Los imputados pidieron disculpas a Tiziano Gravier y a su familia por el daño causado, pero sostuvieron que antes de golpearlo hubo una “discusión”.

“Están haciendo ver todo como una catástrofe pero no fue así, fue una pelea después de una discusión entre mi amigo y el chico”, aseguró Jesuán, quien admitió que se trató de “un acto impulsivo” del que dijo arrepentirse.

Sin embargo, durante la audiencia, el fiscal argumentó que nada motivó la paliza propiciada al joven de 20 años porque “la interacción fue de apenas segundos como se advierte en el video y en los testimonios recabados”.

Durante la audiencia, el fiscal reveló que los hechos ocurrieron el domingo pasado cerca de las 5 de la madrugada, en cercanías del complejo de boliches “Forest”, en Brown y Vera Mujica.

La investigación determinó que fue Franco el que comenzó la agresión dando el primer golpe de puño en la cara a Tiziano y luego Jesuán el que asestó el otro puñetazo.

La principal evidencia presentada por la fiscalía fue un video de las cámaras de seguridad del complejo bailable en el que se ve “claramente” la mecánica del hecho y en el que se detecta la presencia de los dos acusados.

“Del video se desprende que hay un intento de continuar la agresión cuando luego de golpear a Tiziano Gravier, intentan ir a agredir a su hermano”, señaló el fiscal, y sumó que “los dos muchachos no brindaron ningún tipo de asistencia, sino que se fueron en una camioneta”.

Para constatar la gravedad del daño físico de la víctima, expuso la historia clínica aportada por el Sanatorio Británico de Rosario, donde estuvo internado en un primer momento el joven.

Allí se verifica “una asimetría facial con edema a predominio de maxilar izquierdo con dificultad para la apertura bucal por dolor, desprendimiento de parte de la mucosa malar en encía inferior izquierda y parte anterior de encía derecha, fractura del maxilar inferior izquierdo”.

Por su parte, la querella en representación de la víctima pidió que además de las consecuencias físicas de los golpes, se consideren las secuelas psicológicas causadas.

En ese sentido, destacaron que el joven no podrá cursar sus estudios universitarios y verá afectada su carrera como modelo internacional y como deportista de élite ya que compite en esquí alpino.

A su vez, pidieron que se corra participación al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), “por tratarse de un acto discriminatorio que implica agravamientos en la pena”.

Uno de los padres de los agresores pidió perdón: dijo que su hijo “tendrá que pagar”

El padre de uno de los jóvenes sentenciados por la agresión a Tiziano Gravier pidió “disculpas” en nombre de su hijo y su familia y aseguró que el muchacho “va a tener que pagar el precio que tenga que pagar, por más que no me guste”.

Jorge Binello contó que su hijo le confesó el lunes lo que había ocurrido y le dijo: “No entiendo por qué lo hice”. “Primero quiero pedir disculpas, perdón en nombre de mi hijo, de mi familia, por el momento que está pasando Tiziano, a su papá, a su familia entera”, dijo Binello.

Además, contó: “A mi hijo nunca le había pasado y pensé que nunca le podía llegar a pasar, me encontré en una situación en la que no sabía mucho qué hacer”.

Franco Z. y Jesuán M. se presentaron el miércoles en el Centro de Justicia Penal en forma voluntaria y quedaron detenidos a disposición del fiscal Rodrigo Santana, que investiga la agresión que sufrió uno de los cuatro hijos del matrimonio entre Mazza y el empresario Alejandro Gravier.

Ambos eran imputados esta tarde por el delito de lesiones en el Centro de Justicia Penal de Rosario.

El ataque ocurrió el último domingo a la madrugada y quedó registrado en una cámara de video vigilancia del boliche, ubicado en el centro de Rosario.

Las imágenes muestran que dos jóvenes golpean de dos puñetazos en forma sorpresiva a Tiziano Gravier, y también a un hermano menor, sin que mediara discusión ni diálogo entre ambos.

“Estoy destruido, no somos así, Franco no es así, si te cruzás con él decís lo quiero como amigo, como hijo, como hermano. Franco no es así”, dijo hoy su padre en declaraciones a radio Boing de Rosario.

El hombre contó que estaba separado de la madre del joven de 27 años, quien falleció hace poco tiempo víctima de Covid19, mientras que su hijo vive con su novia y un perro en una vivienda de la localidad de Funes, en las afueras de Rosario.

Consideró como “salvajismo” lo que hizo su hijo y dijo: “No sé por qué pasó, él me dice ‘no sé por qué carajo lo hice’”.

Binello sostuvo además que quería pedir disculpas públicas porque “no sé cómo llegar (a la familia Gravier). Lo primero que hago es pedir disculpas en nombre de mi hijo y mío, no sé qué pasó por la cabeza, no justifico nada”.

También señaló que su hijo “tendrá que pagar” por su conducta y coincidió con Valeria Mazza en que “si esto tiene que ser un antes y un después, que sea este, aunque sea con mi hijo, porque esto pasa todos los fines de semana”.

Aclaró que no buscaba “justificar nada de nada” y sostuvo: “Mi hijo tendrá que pagarlo, será la Justicia la que dirá”.

“Yo conozco a mi hijo y sé muy bien quién es. Cometió un error y tendré que trabajar con mi hijo aunque tenga 27 años”, abundó el hombre.

Tras señalar que no dormía “desde el lunes” y que estaba “hecho pelota” por la actitud de su hijo, apuntó que el joven “va a tener que pagar el precio que tenga que pagar, por más que no me guste”.

“Yo no sé si lo tengo la semana que viene para decirme ‘feliz día viejo’, se mandó una macana y la tiene que pagar”, cerró la entrevista entre lágrimas.

No te podés perder

Preventiva para los acusados de golpear a Tiziano Gravier — Actualizate