Interés General

Declararon cuatro policías que investigaron el crimen de Nora Dalmasso

mayo 24, 2022 7:59 am POR ACTUALIZATE

Efectivos policiales que fueron parte de la primera investigación del crimen de Nora Dalmasso participaron del juicio a Marcelo Macarrón.

Cuatro efectivos policiales que fueron parte de la primera etapa de la investigación del crimen de Nora Dalmasso, la mujer asesinada en noviembre de 2006 en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, declararon hoy en el juicio que se le sigue al viudo Marcelo Macarrón como presunto instigador del homicidio.

El oficial Gustavo Della Mea, quien se desempeñaba en la División de Investigaciones a la fecha del crimen y hoy cumple funciones como jefe Regional Río Cuarto, declaró ante el jurado popular y el tribunal de enjuiciamiento para relatar su participación en la casa de Nora (51) cuando llegó al lugar una vez notificado el hallazgo del cadáver.

En ese sentido, respondió ante las preguntas sobre el personal policial que actuó en el escenario del crimen, también sobre los peritos y familiares, además de la posición en que se encontraba el cuerpo de la víctima sobre la cama de su hija.

Luego, el policía Sergio Yobstraibizer recordó que a las 21 del 26 de noviembre de 2006 fue notificado de un “homicidio” en Villa Golf, y que luego constató que se trataba de Nora y que a partir de ese momento comenzó a citar a vecinos para que aportaran datos de interés para la investigación.

Por su parte, el efectivo Fernando Pereyra declaró que él fue convocado por sus superiores para ponerse a disposición de la investigación y se dirigió hasta la vivienda de la víctima.

En tanto, Gustavo Oyarzabal declaró que no fue parte del equipo de los tres policías que fueron hasta la casa de Nora Dalmasso, sino que su función fue la de “desgrabar las llamadas telefónicas” en las que, según él, “no había nada importante que pudiera sumar en esta causa, solo llamadas de índole personal”.

Luego de estos cuatro testimonios la audiencia pasó a cuarto intermedio hasta mañana a las 9 para seguir receptando pruebas testimoniales y documentales.

En la audiencia de hoy -la 28va. desde que comenzó el debate el 14 de marzo último- estuvo ausente el acusado Macarrón (62) luego de que ayer debió ser internado por una afección cardíaca, por la cual esta noche permanecía en la terapia intensiva de un centro de salud de Río Cuarto, informó uno de sus abogados defensores, Marcelo Brito.

El acusado autorizó que su equipo de abogados lo representen en las audiencias mientras permanezca internado.

Macarrón, internado por una afección cardíaca

El médico traumatólogo Marcelo Macarrón fue internado de urgencia en terapia intensiva en un hospital de Río Cuarto por una afección cardíaca, pese a lo cual continuó con la declaración de testigos el juicio en el que es el único imputado por el crimen de su esposa Nora Dalmasso.

Marcelo Brito, defensor del viudo, aseguró esta mañana en declaraciones formuladas a medios locales, que su cliente se descompensó en la tarde de ayer y fue “internado de urgencia y permanece en una sala de terapia intensiva” en un centro de salud de Río Cuarto.

El letrado dijo que ayer a las 19 Macarrón (62) estaba en su casa y tuvo que llamar a un médico porque se sentía mal físicamente, y que de inmediato se dispuso la “internación urgente” en un centro asistencial de salud de la ciudad de Río Cuarto que no fue dado a conocer.

“Está lúcido, consciente”, sostuvo Brito, quien comentó que “cerca del mediodía” a su defendido le iban a hacer “estudios” para evaluar el tratamiento y ver si su cuadro requiere de algún tipo de cirugía.

Consultado sobre si el juicio pudo influir en su descompensación, Brito respondió: “Evidentemente a toda persona, y sobre todo los adultos, el estrés es muy grande y a todos nos afecta”.

El 15 de marzo, un día después del inicio del juicio en la ciudad de Río Cuarto, Macarrón había declarado ante el jurado popular y el tribunal técnico de enjuiciamiento que por el “calvario de estos 15 años” le colocaron un stent.

Al respecto había afirmado que era una persona “muy sana, deportista” pero que estaba “con tratamiento psicológico y psiquiátrico”, y el abogado Brito sostuvo hoy que el problema de salud que tiene “sin ninguna duda” está asociado al estrés que viene padeciendo hace muchos años.

El abogado indicó que el propio Macarrón le manifestó hoy vía telefónica que pretendía que el proceso de enjuiciamiento continuara en su ausencia y representado por su equipo de abogados, a pesar de su problema de salud.

“Nos acaba de reiterar en un llamado que él quiere que continúe el debate más allá del diagnóstico y el tratamiento médico que deba afrontar”, dijo el abogado en declaraciones periodísticas.

Por ello, personal de la Secretaría de la Cámara del Crimen de 1ra. Nominación, a cargo del juicio, se trasladó hasta el sanatorio con un médico forense para constatar el estado de salud y si Macarrón estaba lúcido para autorizar que siga el debate oral y público en su ausencia.

Luego de resolver que estaban dadas las condiciones, la 28va. audiencia de este juicio se habilitó al mediodía para recibir los testimonios de cuatro efectivos policiales que participaron de la investigación.

Se trata de Gustavo Della Mea, Gustavo Oyarzabal, Fernando Pereyra y Sergio Yobstraibizer, quienes pertenecían al área de Investigaciones de la Policía de la provincia durante la instrucción de la causa.

Está es la 11° semana del juicio por jurados que comenzó el 14 de marzo, y en el que hasta la fecha ya declararon 61 testigos.

Macarrón es el único imputado en este proceso, quien responde por el delito de “homicidio calificado por el vínculo, por alevosía, y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal”, que contempla prisión perpetua.

La acusación fiscal sostiene que, presumiblemente, unos meses antes del 25 de noviembre de 2006 -día del asesinato de su esposa-, Macarrón, “en acuerdo delictivo con personas aún no identificadas por la instrucción, instigó el crimen de su mujer por desavenencias matrimoniales”.

Agrega que, mientras el acusado se encontraba en la ciudad de Punta del Este participando de un torneo de golf, entre las 20 horas del 24 de noviembre de 2006 y las 3.15 del 25, al menos una persona ingresó en la casa de Nora Dalmasso, en barrio Villa Golf de la ciudad de Río Cuarto, describe la acusación.

El homicida, “aprovechándose de la indefensión de la víctima, aguardó que ésta realice su rutina previa al descanso y abordó a Nora Dalmasso (51) una vez que ésta se encontraba dormida en la habitación de su hija, ubicada en la planta alta de la vivienda”.

En esas circunstancias y “cumpliendo el plan delictivo acordado previamente con Macarrón y sus adláteres, la tomó del cuello, ejerciendo una fuerte presión con sus manos, anulando así toda posibilidad de defensa”.

Seguidamente, “utilizó el cinto de toalla de la bata de baño que se encontraba en la habitación, realizando un ajustado doble lazo alrededor del cuello, ocasionando la muerte por asfixia”, según la acusación fiscal.

No te podés perder

Declararon cuatro policías que investigaron el crimen de Nora Dalmasso — Actualizate