Actualidad

Choque en la autopista a la altura de Roldán

abril 27, 2022 2:05 pm

Una camioneta que no logró esquivar un camión volcado sobre la autopista Rosario-Córdoba, a la altura de Roldán.

Este miércoles por la mañana, en la autopista Rosario-Córdoba se produjo un fuerte choque a la altura de Roldán, no se contaron heridos graves. La colisión ocurrió cerca de las 5 de la mañana con el protagonismo de dos vehículos y comenzó porque un camión de carga volcó.

Un camionero perdió el control de su vehículo y volcó; y un hombre que manejaba una camioneta no logró esquivarlo a tiempo y lo chocó. Sólo el camionero sufrió algunos cortes en la cabeza.

“Cuando yo venía a la altura de Roldán había un camión haciendo intermitente, parecía que paraba, al esquivarlo no veo al camión volcado”, contó el hombre que manejaba la camioneta que no sufrió herida alguna, pero su vehículo terminó muy dañado en la parte delantera derecha, del lado de los pasajeros.

A colación del siniestro en Roldán, vale recordar que entre las múltiples causas de estos siniestros viales, una de ellas es la conducción temeraria, muy distante de la conducción defensiva.

La conducción defensiva empieza por controlar la velocidad del vehículo en todo momento. No va en contra de la ley conducir rápido (siempre que se haga dentro de los límites de velocidad establecidos), pero esto no debe comprometer la capacidad de reaccionar rápida y adecuadamente cuando algo sucede, como cuando se revienta un neumático,  o un niño que cruza repentinamente tras una pelota por la calle, o un animal.

Otro aspecto importante de la conducción defensiva es mantener una distancia suficiente al seguir a otros autos.

Viajar en un clima seco por la autopista requiere una distancia de dos segundos con respecto al vehículo que te precede, para que te dé tiempo a reducir la velocidad y a maniobrar para alejarte en caso de que se detenga repentinamente. Esto se amplía a un mínimo de cuatro segundos en condiciones adversas como la lluvia y la niebla.

La conducción defensiva también implica esperar que otros usuarios de la carretera cometan errores. Merece la pena estar concentrado y atento en la carretera, ya que una conducción defensiva puede suponer la diferencia entre llegar a tu destino con seguridad o tener un problema inesperado.

Atender a las señales de otros conductores también es algo que, muchas veces, ignoramos

En este caso en particular, el automovilista hizo caso omiso a las señales del camión que le antecedía, con sus luces intermitentes, que daba aviso de un inconveniente. Simplemente se le adelantó y se encontró con el camión volcado.

Muchas veces, de noche, se suele viajar con las luces altas encendidas, sin importar si se encandila a quien viene de frente.

Tampoco se suele responder a las señales de luces altas intermitentes cuando vemos que un auto se está adelantando a otro.

Tampoco solemos reconocer señales de vehículos que gentilmente nos indican que tenemos el paso libre para adelantarnos.

Las campañas de concientización acerca del manejo defensivo brillan por su ausencia.

Otra causal de siniestros.

 

No te podés perder

Choque en la autopista a la altura de Roldán — Actualizate