Actualidad

Cada vez hay más autos viejos en Rosario

abril 25, 2022 7:00 am POR ACTUALIZATE

Por las calles rosarinas circulan autos cada vez más viejos, un dato confirmado por las estadísticas; el patentamiento de coches 0 km. cayó.

La simple observación de las calles rosarinas revela que circulan cada vez más autos viejos, un dato confirmado por las estadísticas: en el primer trimestre de 2022 bajó un 8,6 por ciento el patentamiento de coches cero kilómetro y un 8,4 la cantidad de usados vendidos en relación a igual período del año pasado, según la Asociación de Concesionarios de la Argentina (Acara) y la Cámara de Comercio Automotor respectivamente.

Entre las causas de la falta de autos viejos figuran los precios en alza en el mercado de nuevos y de usados, el escaso poder adquisitivo de la población y la falta de stock de rodados y autopartes, aspectos que también complican el mantenimiento de un parque automotor que, como consecuencia, va envejeciendo.

El panorama preocupa por su impacto en la seguridad vial y ya se refleja en los talleres donde se realiza la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) en la provincia: no solo disminuyó la cantidad de controles anuales, sino que entre quienes sí los hacen creció el porcentaje de rechazos y “los condicionales”, es decir cuando se le indica al propietario que efectúe reparaciones para obtener el visto bueno que habilita a circular. Así lo expresa el director ejecutivo de la Cámara de Centros de Inspección Vehicular (CCIV), Carlos López.

En ese sentido se suma la voz de Julián García, al frente de la cámara empresaria que agrupa a las compañías de seguro con sede en el interior del país, Adira. “En general existen los seguros obligatorios, por daños a terceros, y los que son contra todo riesgo. Este último tiene un valor que se ha ido incrementando y muchas veces el asegurado no puede afrontar”, explica García y describe una suerte de corrimiento de los usuarios desde la segunda a la primera categoría “o lo que es peor, personas que directamente circulan sin tener seguro, algo que atribuimos al componente económico y a la ausencia del control apropiado por parte de las autoridades”.

“Bajó la venta del auto cero kilómetro por un problema de deterioro de la economía, de importación y de falta de dólares, además hay demora en la entrega de los nuevos -describe López desde el sector de los talleres de revisión técnica-. Como consecuencia, la gente se vuelca más al coche usado, con tres años por lo menos de antigüedad, es decir que ese auto puede tener algún problema. Eso se ve reflejado en las inspecciones”.

En un país caracterizado por un alto índice inflacionario, costo de la vida y niveles de pobreza, “la economía hace que concurra menos gente a hacer la RTO y entre los que van se ve un porcentaje mayor de anomalías, entre los rechazados (con defectos graves) y los condicionales (deben corregir algunas cosas y regresar para obtener el aprobado)”. Hay que tener en cuenta que el auto rechazado directamente no puede movilizarse por calles y rutas; si al hacerlo se cruza con inspectores de tránsito es pasible de multas e incluso puede ordenarse su retención.

“El costo del mantenimiento y las reparaciones hoy es elevado, pero eso no puede justificar la circulación en condiciones inapropiadas, porque no solo se perjudica quien maneja sino todos los demás.

Es una cuestión de responsabilidad social a incorporar, así como en su momento incorporamos el uso del barbijo”, continúa López y advierte que los fallecimientos por siniestros viales también son considerados un asunto de salud pública, incluso una pandemia. Solo en los dos primeros meses del año murieron en accidentes de tránsito 629 personas en la Argentina, según el último informe de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). Santa Fe es el segundo distrito con más víctimas fatales del país después de Buenos Aires.

Lo cierto es que en la actualidad pasar por uno de los 28 centros de revisión técnica de la provincia (dos de los cuales se encuentran en Rosario) cuesta cuatro mil pesos, un precio único en todo el territorio santafesino.

La primera RTO debe realizarse a los tres años de antigüedad del auto, la segunda a los dos años y la tercera otros dos años después; a partir de los siete años se hace con periodicidad anual. A diferencia de lo que sucede en otras provincias, no es obligatoria para las motos, sí para los autos.

 

No te podés perder

Cada vez hay más autos viejos en Rosario — Actualizate