Tecnología

Miles de europeos se implantaron chips en las manos para realizar pagos

abril 22, 2022 7:27 pm POR ACTUALIZATE

En más de 10 países europeos podés instalarte chips en las manos para evitar usar tarjetas, celulares o un smartwatch a la hora de pagar.

Usar billetes para pagar por cualquier compra ya parece ser algo totalmente del pasado. Pero, parece, varios de los nuevos métodos actuales (tarjetas, billeteras digitales a través del celular o un reloj inteligente) también tendrían corta vida luego de la aparición de una inusual tecnología: la instalación de chips en las manos para abonar transacciones.

En concreto, la empresa Walletmor está utilizando tecnología NFC (Near-Field Communication, conexión de proximidad), un sistema que permite realizar o recibir pagos con dispositivos inteligentes y muy pequeños instalados debajo de la piel. En países como Reino Unido, Austria, Bélgica, Estonia, Gracia, Irlanda, Italia, España, Polonia, Francia, Alemania y Dinamarca ya se están usando. Se estima que en Inglaterra ya hay 4.000 personas con chips colocados. De momento, es requisito fundamental ser ciudadano de alguna de esas naciones para poder recibir el chip.

La idea original del uso de chips en las manos surgió, al igual que la de sus predecesoras, para evitar sacar una billetera, cartera o dispositivo móvil a la hora de pagar, para que nada se pierda ni sea robado.

Quien quiera formar parte de esta “comunidad chipera” no tiene que cumplir con muchos requisitos. El primer paso es comprar el chip y visitar a un especialista de los muchos que ya existen para que lo coloque dentro del cuerpo. El microprocesador tiene el tamaño de una lenteja y está hecho con polímeros que son perfectamente compatibles con el organismo humano y que fueron largamente probados en animales.

Ya con los chips en las manos, los usuarios deben descargar la aplicación iCard en sus celulares y crear una cuenta digital que, por ahora, sólo funciona en la Unión Europea. Esa cuenta se debe vincular luego con el implante. Lo que sigue es activar el chip subcutáneo con un código único que recibirá el titular y la cuenta ya queda funcional.

De allí en más, sólo resta asistir a un comercio que cuente con lectura de tecnología NFC como método de pago, en cuyo caso bastará con acercar la mano a una especie de lector para que se realice el pago del producto o servicio adquirido.

En la descripción de los chips hecha por Walletmor se explica con claridad que “el implante no viola los principios básicos de privacidad y tampoco brinda localización GPS del usuario en ningún momento”.

No te podés perder

Miles de europeos se implantaron chips en las manos para realizar pagos — Actualizate