Interés General

Amenazaron a una mujer por los ladridos de su perro

abril 6, 2022 9:38 am POR ACTUALIZATE

Una joven rosarina contó que fue amenazada por una vecina debido a los ladridos de su perro: "Si sigue ladrando, lo enveneno", le escribieron.

Una usuaria de Twitter de Rosario compartió la advertencia que recibió por parte de una vecina debido, en teoría, a las “molestias” generadas por los ladridos de su perro.

En el posteo, la joven compartió una imagen de la amenaza y escribió: “Buen día para todos menos para mi perra que tiene los días contados”. Además, explicó que su mascota tiene 16 años, siempre vivieron en la misma casa y nunca recibieron quejas.

También indicó que la persona los denunció ante control urbano y les tiró botellas de vidrio al patio. “No creo que sea sólo un problema de educación del animal”, sentenció.

La convivencia con animales suele desatar discusiones acaloradas y dolores de cabeza entre grupos de vecinos. Inclusive, en los casos más serios, se registran amenazas puerta a puerta y denuncias por maltrato animal que terminan en la Justicia.

En caso de denuncias por ladridos o molestias similares, intervienen los municipios a través de sus secretarías de Seguridad o bien Inspectoría, y los juzga el Juzgado de Faltas municipal.

Vale aclarar, sin embargo, que debe distinguirse si los ladridos que causan las molestias se deben al comportamiento general del animal o están ligados a un caso de maltrato. La Ley 14.346 entiende como tal el no alimentarlos bien, estimularlos con instrumentos que les causan dolor o darles drogas sin fines terapéuticos, entre otras cuestiones.

Según la web especializada Etología Veterinaria, los perros ladran para comunicarse. Puede ser por miedo, cuando quieren jugar, como forma de alertar acerca de algún estímulo externo, para demandar atención, o también para manifestar dolor, frustración o estrés.

Además, el ladrido puede indicar ansiedad por separación. Es que los canes son animales sociales, por lo que, si pasan demasiado tiempo solos en una terraza, un jardín o departamento, es posible que se sientan abandonados y comiencen a expresarlo.

Antes que hacer una denuncia, puede ser útil mantener una conversación con el vecino que convive con el animal para hacerle saber la molestia que provoca. Puede ser que este no sepa que su perro ladra cuando no está, o que no note que los ladridos se escuchan demasiado por fuera de las paredes de su hogar.

Además, existen conductistas caninos capaces de modificar el comportamiento de los animales. Eso sí: se requiere del compromiso pleno de su responsable, ya que es un trabajo de crianza que lleva su tiempo (pero da sus frutos).

 

 

No te podés perder

Amenazaron a una mujer por los ladridos de su perro — Actualizate