Espectáculos

Afasia, la enfermedad que obligó al retiro de Bruce Willis

marzo 31, 2022 11:32 am POR ACTUALIZATE

El popular actor Bruce Willis se retira del cine a los 67 años tras ser diagnosticado en los últimos días de afasia.

Bruce Willis se retira. Dice adiós al cine, a los 67 años, después de que los médicos le hayan diagnosticado de afasia, una enfermedad que deriva en la pérdida de capacidad para expresarse y que afecta a la capacidad de comprensión.

Su familia ha publicado en las redes sociales un mensaje dando la noticia. «A los increíbles seguidores de Bruce, como familia, queremos compartir que nuestro amado Bruce ha estado experimentando algunos problemas de salud y recientemente se le diagnosticó afasia, que está afectando a sus habilidades cognitivas», se lee en el comunicado. «Como resultado de esto, Bruce se aleja de la carrera que tanto ha significado para él».

Aunque los síntomas de esta enfermedad son variados, en términos generales es un trastorno cognitivo que impide a una persona comprender correctamente el lenguaje.

Quienes la sufren pueden tener dificultad para hablar, escribir o leer.

Willis, de 67 años, famoso por filmes como “Duro de Matar” y quien ha participado en decenas de películas desde la década de 1980, no hizo públicas las razones de su afasia.

“Este es un momento realmente desafiante para nuestra familia y estamos muy agradecidos por su continuo amor”, dice el parte de prensa de sus allegados.

¿Cómo se identifica esta enfermedad y cuáles son sus causas?

Los problemas del habla son los síntomas más comunes de la afasia, de acuerdo con la página web del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra (NHS en inglés).

Los pacientes pueden cometer errores constantes en el uso de las palabras, como emitir sonidos incorrectos.

Mientras conversan, además, podrían escoger palabras que al unirse no tienen sentido.

Lo mismo podría ocurrir cuando redactan o interpretan el mensaje de otra persona.

Esta afección, que podría ocurrir junto a otros desórdenes como dificultad de visión, movilidad o memoria, no tiene un impacto en la inteligencia de quien la padece.

La afección “suele presentarse de forma repentina” luego de un accidente cerebrovascular.

Esto supone un “bloqueo o ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro”. Entonces, la “falta de suministro de sangre al cerebro produce la muerte de las células o daño en las regiones que controlan el lenguaje”.

Pero también un tumor, infección o proceso degenerativo en el cerebro podrían generar afasia.

“En estos casos, la afasia generalmente ocurre con otros tipos de problemas cognitivos, como problemas de memoria o confusión”, sostiene el centro de salud cuya sede central está en Minnesota.

La afasia no es necesariamente permanente. Podría haber episodios temporales a consecuencia de migrañas, convulsiones o accidentes isquémicos.

“La terapia de la afasia tiene como objetivo mejorar la capacidad de la persona para comunicarse, ayudándola a usar las habilidades del lenguaje que le quedan, recuperar la capacidad para hablar lo más posible, y aprender otras formas de comunicación, tales como gestos, imágenes o el uso de dispositivos electrónicos”, dice, por su parte, el Instituto Nacional para Sordos y otros Desórdenes de Comunicación de Estados Unidos.

Los resultados podrían variar de persona a persona. “La mayoría de las personas presenta algún grado de recuperación, y otras se recuperan por completo”, establece el NHS.

Quienes han sufrido algún incidente cerebrovascular tienen mayor oportunidad de recuperarse frente a una persona con una enfermedad degenerativa progresiva, agrega la entidad.

 

No te podés perder

Afasia, la enfermedad que obligó al retiro de Bruce Willis — Actualizate