Pandemia

Europa arde contra los pasaportes sanitarios

noviembre 23, 2021 6:05 pm POR ACTUALIZATE

Numerosas manifestaciones contra la vacunación obligatoria y las restricciones sanitarias en Suiza, Croacia, Italia, Bélgica, Inglaterra, Irlanda del Norte, Países Bajos y Macedonia del Norte.

En varios lugares las manifestaciones se han celebrado a pesar de las prohibiciones expresas de la policía, aprobadas con el pretexto de la pandemia.

En  Holanda, la policía abrió fuego contra los manifestantes. Hay siete personas heridas y 51 detenidos, aunque se espera que haya muchos más tras estudiar las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Un testigo presencial, fotógrafo de prensa, declaró a los medios locales que vio casquillos de bala “por todas partes en el suelo”. El partido político Leefbaar Rotterdam afirmó que la ciudad se había transformado en una “zona de guerra”. Mientras el colectivo organizador, United We Stand Europe, desconvocó, sin éxito, la manifestación que horas después se volvió a reunir. Desfilaron pacíficamente por las calles de la ciudad, tal como en la ciudad de Breda con pancartas que decían “no al confinamiento”.

Incendios, barricadas, bombas molotov, que Holanda no conocía desde la lucha contra la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial.

También  estalló la violencia en Viena cuando 10.000 manifestantes salieron a la calle para manifestarse contra el nuevo confinamiento y la vacunación obligatoria. La policía desplegó unos 1.300 efectivos, que utilizaron megáfonos para decir a los manifestantes que era necesario llevar mascarilla, a lo que hicieron caso omiso.

Cantando “¡Resistencia!” y haciendo sonar silbatos, los manifestantes empezaron a avanzar lentamente por la circunvalación interior de la ciudad. Muchos ondeaban banderas austriacas y llevaban pancartas en las que se burlaban de los dirigentes del gobierno, como el canciller Alexander Schallenberg y el ministro de Sanidad Wolfgang Mueckstein. A media tarde, la multitud había aumentado a unas 35.000 personas.

La mayoría de los comercios cerrarán y se cancelarán los eventos culturales. Los ciudadanos sólo podrán salir de sus casas por determinadas razones, como comprar alimentos, ir al médico o hacer ejercicio.

En Croacia miles de personas se reunieron en la capital, Zagreb, portando pancartas contra la vacunación y las restricciones a las libertades y derechos fundamentales de las personas.

En el norte de Macedonia, cientos de manifestantes antivacunas se manifestaron el sábado por la tarde en el centro de Skopje contra las órdenes de las autoridades sanitarias para vacunar a la población a la fuerza.

La situación se puede reproducir en la República Checa y Eslovaquia. A principios de esta semana , este país de 5,5 millones de habitantes ha reforzado las restricciones a las personas que no se han vacunado.

El gobierno francés anunció el envío de vehículos blindados y refuerzos policiales al archipiélago de Guadalupe, en el Caribe, ante el recrudecimiento de los altercados protagonizados por el movimiento sindical contra la vacunación obligatoria y el pasaporte sanitario, que ha convocado una huelga general.

Hasta el martes el prefecto, Alexandre Rochatte, ha impuesto el toque de queda entre las 6 de la tarde y las 5 de la madrugada. Las escuelas están cerradas y las barricadas hacen imposible desplazarse por las calles. La situación se ha vuelto insurreccional, recordando la larga huelga general de 2009, con piquetes de jóvenes, casi siempre encapuchados.

El gobierno alemán también ha introducido restricciones de movilidad a los no vacunados. Se les ha prohibido el acceso a los restaurantes.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, ha dicho que las vacunas por sí solas no reducirán el número de “casos”. Cuando le preguntaron si Alemania podía descartar un confinamiento total al estilo austriaco, Spahn respondió: “Ahora estamos en una situación -aunque esto produzca una alerta informativa- en la que no podemos descartar nada”. Estamos en una situación de emergencia nacional”, dijo en una rueda de prensa.

La marcha de Bruselas, Bélgica, ha sido convocada en principio para protestar contra el uso del pase covid, aunque también hay manifestantes que critican la vacunación obligatoria para todo el personal sanitario.

Mientras tanto el número de infecciones sigue descendiendo en Sudáfrica y los casos se mantienen en niveles relativamente bajos en casi todo el continente.

Es un rincón del mundo con ciudades abarrotadas, donde hay poca higiene y en donde en, ciertas comunidades, es imposible poner en práctica el distanciamiento social: las familias son numerosas y suelen compartir una sola habitación.

“La mayoría de los países africanos no tienen picos. No entiendo por qué. Estoy perdido“, admite el profesor Karim.

Y el virólogo Madhi está de acuerdo con él: “Es un enigma. Completamente increíble”.

 Los resfriados y la gripe son, por supuesto, algo común en todo el mundo. Pero los científicos sudafricanos se preguntaron si, debido a que esos virus se propagan de manera más efectiva en vecindarios superpoblados, las comunidades más pobres podrían haber estado más expuestas y, por lo tanto, disfrutar de un mayor grado de inmunidad al nuevo coronavirus.

Lo mismo, por supuesto, podría decirse de otras partes del mundo, como India, que enfrenta retos similares.

“La protección podría ser mucho más intensa en áreas densamente pobladas, en entornos africanos. Esto podría explicar por qué la mayoría (en el continente) ha tenido infecciones leves o asintomáticas“, dice Madhi.

Desde el comienzo de la pandemia se habló mucho de la “inmunidad de rebaño”. Pero en los países centrales o en vías de desarrollo como algunos sudamericanos, no se apeló a ella, en cambio llevaron adelante políticas de confinamiento que agudizaron los problemas económicos de sus poblaciones.

Justamente son esos países los más comprometidos con los préstamos internacionales, a quienes, sus prestadores, les exigen políticas severas de ajustes. Políticas que siempre fueron resistidas por las poblaciones,

Lo cierto es que a pesar de las vacunas en los países centrales o en los países sudamericanos los contagios se siguen dando. Aún en los vacunados.

Evidentemente algo se está haciendo mal.

Los datos aportados nos deben hacer pensar.

No te podés perder

Europa arde contra los pasaportes sanitarios — Actualizate