Actualidad

Murió Lucas, víctima del “gatillo fácil”

noviembre 18, 2021 11:28 pm POR MED

Lucas González, futbolista de 17 años de las inferiores de Barracas Central, fue baleado ayer en la cabeza por un efectivo de la Policía de la Ciudad.

Cerca de las 17.45, los padres de Lucas fueron convocados por las autoridades del hospital y en ese momento les confirmaron que su hijo había fallecido como consecuencia de las lesiones que le provocaron los balazos.

Consternación, dolor, rabia. Es el aire que se respira en la marcha que convocaron familiares, amigos, vecinos. Participan además, familiares de otras víctimas de las balas policiales.

“Si no nos matan los chorros, nos mata la policía”.

“Por llevar gorrita nos balean”. “por salir de la villa nos matan”. Los estigmas que llevan a estos asesinatos en manos de quienes deben cuidarnos.

“Lucas se levantó, vino a entrenar como todos los días con el sueño de llegar a primera, termina el entrenamiento y se está yendo a la casa con los amigos tranquilos y pasó lo que pasó”, dijo entre lágrimas Camilo, amigo de la víctima.

El joven afirmó que los interceptó un “auto de civil y nunca dijeron ‘soy policía’, los persiguieron y ellos pensaron que los querían robar, les dispararon de la nada”.

“Lucas era un pibe muy bueno, muy alegre, es injusto todo lo que está pasando a él y a la familia”, expresó el muchacho, quien desmintió la versión de la Policía sobre que iban armados.

La madre de Lucas, que esta tarde iba a ser recibida por el presidente Alberto Fernández, declaró que su hijo fue víctima de un caso de “gatillo fácil” por parte de efectivos de la Policía de la Ciudad, que los policías “tiraron a matarlo” y que le “plantaron” un arma de fuego para simular un enfrentamiento.

La policía dijo que los jóvenes se negaron a ser identificados, embistieron con el vehículo a dos efectivos y tras una persecución a los tiros que se extendió hasta el cruce de Alvarado y Perdriel, el futbolista fue hallado herido de dos tiros en la cabeza en el asiento del acompañante.

Dos de sus amigos fueron detenidos y un tercero escapó, aunque más tarde se presentó en sede policial con su madre. Poco después los tres compañeros de González fueron liberados.

En tanto, los tres policías de la Policía de la Ciudad que participaron del episodio fueron apartados de las tareas operativas en la fuerza y se les inició un sumario administrativo.

En un comunicado, el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, a través de la Oficina de Transparencia y Control Externo, confirmó que los tres efectivos fueron pasados a disponibilidad preventiva, hasta tanto determine la Justicia sus responsabilidades.

“Mediante esta medida se los desafectó de la función operativa y se los pasó a disponibilidad. Ahora esperamos que es lo que determinará la Justicia”, detallaba el comunicado.

Persiguen a los pibes por “portación de cara”, sus vidas en las villas y en los barrios más humildes es siempre escapar, de los chorros y de la “gorra” según palabras que se recogen en la nutrida manifestación de dolor y de pedido de justicia.

Todos coinciden en que Lucas era un pibe de laburo, deportista, buen estudiante y buena persona.

Nos deja un hueco enorme.

No te podés perder

Murió Lucas, víctima del “gatillo fácil” — Actualizate