Deportes

Newell’s y la danza de los técnicos sin fin

octubre 27, 2021 11:30 am POR ACTUALIZATE

Mientras aparecen cientos de nombres, Newell's le apunta a dos y para diciembre.

El mal momento futbolístico que vive Newell’s Old Boys repercute en la nueva Comisión Directiva que ve muy lejano el final de campeonato dónde realmente apunta para hacer un cambio drástico tanto en la dirección técnica como en el plantel. Para colmo de males, Adrián Taffarel no fue la rueda de auxilio en estos dos primeros partidos cosechando apenas un punto sobre seis posibles.

Además de la baja cantidad de puntos obtenidos, tanto el juego que propuso el entrenador interino, cómo algunas decisiones con respecto a las modificaciones, y hasta algunas declaraciones alejándose del título de “interino”, lo pusieron en un lugar incómodo con 21 puntos todavía por disputar.

El nuevo mánager Rojinegro, Julio Saldaña, quien eligió a Taffarel para ocupar el lugar hasta que se llegue uno confirmado por la dirigencia, se juntó con la dirigencia este martes para debatir sobre los pasos a seguir, sabiendo que el clima en las tribunas para el próximo encuentro ante Independiente el domingo, no será el mejor.

La semana pasada, Ignacio Astore, acompañado de algún asesor, tuvo una primera charla con Cristian Bragarnik quien, más allá de no hablar de técnicos puntuales, se repasó los temas más importantes que generan conflictos hoy en la vida de Newell’s, entre ellos, el pobre plantel que hoy viste los colores Rojinegros.

A pesar que en las últimas horas sonaron nombres como los de Pablo Lavallén, Diego Davobe (firmó este martes con Banfield) Jorge Almirón y Diego Ossela entre otros, el rumbo del fútbol Leproso estaría apuntado directamente a dos técnicos que terminan sus vínculos en diciembre, Sebastián Beccacece y Juan Pablo Vojvoda.

La necesidad de poder lograr algunos triunfos que le den un poco de paz al presente Rojinegro son como agua en el desierto en el Parque Independencia. Mientras tanto el equipo puso primera para enfrentar a un duro Independiente, aunque el gran problema de Newell’s no es el rival, sinó sus propios fantasmas.

No te podés perder

Newell's y la danza de los técnicos sin fin — Actualizate