Actualidad

Nuevas noticias de ¿accidentes? en autopista Rosario – Santa Fe

octubre 25, 2021 8:36 pm POR MED

Dos nuevos siniestros en la autopista Brigadier Estanislao López, se suman a una larga lista.

Dos automovilistas, un rosarino de 30 años y su acompañante de 27 oriundo de Granadero Baigorria, sufrieron traumatismos diversos y fueron trasladados al hospital de San Lorenzo tras despistar ayer con un Volkswagen Senda en el kilómetro 6 de la autopista, a la altura de Capitán Bermúdez. El hecho ocurrió cerca de las 6 de la mañana del domingo 24.

Y a la altura de Fray Luis Beltrán, un camión que transportaba harina y una pick up cargada de bebidas, chocaron el sábado por la tarde en el kilómetro 11. El camionero, de 41 años, es oriundo de Santo Tomé. La camioneta era conducida por un hombre de 23 años, acompañado por otro hombre de 60 años, ambos domiciliados en Timbúes.

Los asistidos por el servicio de Amce no debieron ser hospitalizados.

Este domingo a última hora un hombre y una mujer que se dirigían por la autopista Santa Fe – Rosario sufrió un vuelco a la altura del kilómetro 89, cerca de Sauce Viejo. De acuerdo a información policial, el conductor del Renault Clio gris oscuro perdió el control del vehículo y terminó sobre la banquina.

También el mismo día, despistó en el Km 153 un Toyota Corolla, conducido por un joven de 23 años y quedó en el cantero central.

Días atrás, el 13/10, un camión despistó a la altura de Barrancas, Km 70 en dirección Sur a Norte, quedando parte del mismo sobre el carril opuesto.

El 10 de Octubre una Eco Sport perdió el control a la altura de Monje.

El jueves 21, dos autos (un Renault Logan y un Fiat Duna) y un utilitario fueron los protagonistas de un múltiple choque a la altura del km 14, en dirección Sur a Norte, en la autopista Brigadier Gral. Estanislao López.

Según informaron, la colisión se produjo ante la maniobra de frenado de uno de los vehículos que venía detrás de un camión que transitaba a baja velocidad.

La larga lista de siniestros que se suceden en la citada autopista, en ambas direcciones, me hacen pensar en la definición de accidente.

Según la Real Academia Española es un suceso eventual o acción de que involuntariamente resulta daño para las personas o las cosas.

El accidente es la consecuencia de una negligencia al tomar en cuenta los factores de riesgo o las posibles consecuencias de una acción tomada.

Irresponsabilidad al volante, negligencias y alcohol son las principales causas de accidentes viales en nuestro país, que ostenta uno de los índices más altos de mortalidad por siniestros de tránsito de toda la región.

De acuerdo con la Asociación Civil “Luchemos por la Vida”, en 2019 en la Argentina murieron 19 personas por día en accidentes de tránsito, con un total de 6.627 fallecidos en ese año. Además, se contabilizaron 120 mil heridos de distinto grado y miles de discapacitados a causa de siniestros viales.

Con la llegada de la pandemia, según cifras de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) que depende del Ministerio de Transporte de la Nación (no suelen coincidir con las de asociaciones privadas), en 2020 las muertes por siniestros viales disminuyeron en un 45 por ciento.

Con un total de 2.784 accidentes fatales, fallecieron 3.138 personas, lo que representa una tasa de 6,1 siniestros fatales y 6,9 fallecidos cada 100.000 habitantes.

Aunque desde la ANSV destacaron que la reducción casi a la mitad de los fallecidos supuso más de 2.000 vidas salvadas, esto no se da por una mejora en el desempeño de los conductores sino por la disminución de la circulación a causa de las restricciones por el Covid.

La Sociedad Argentina de Pediatría asegura que las lesiones por accidentes de tránsito constituyen la primera causa de muerte y de secuelas graves en niños y jóvenes.

Según estadísticas del Instituto de Seguridad y Educación Vial, para 2019 el 39,3 por ciento de las muertes se dio en la franja etaria de entre 16 y 30 años, y el 43,5 por ciento de los siniestros correspondió a conductores de entre 17 y 30 años.

Determinantes a la hora de analizar este problema:

  • Los determinantes estructurales: índice de motorización de un país, nivel de urbanización, señalización vial, legislación relacionada  con la seguridad vial y alcances de educación vial (general y específica), tolerancia social para el consumo de alcohol y otras drogas.
  • Los determinantes próximos: mal estado de la vía o señalización, malas condiciones climáticas, exceso de velocidad, impericia en el manejo, ingesta de alcohol.

Quienes transitamos con cierta frecuencia por esta autopista, bien sabemos del estado desastroso de sus carriles, principalmente los de baja velocidad, que, a consecuencia de soportar el paso de camiones con grandes cargas de cereal con destino a los puertos circundantes, provocan pozos, huellas profundas, deformaciones en su traza.

Lamentablemente es un problema de larga data, y que no logra resolverse con los arreglos esporádicos que se realizan., motivo por el cual me atrevo a decir que estos siniestros dejan de responder a la definición de “accidente” ya referida.

Realmente hay que ser una persona dotada de super poderes para evitar la “negligencia al tomar en cuenta los factores de riesgo o las posibles consecuencias de una acción tomada”.

No te podés perder

Nuevas noticias de ¿accidentes? en autopista Rosario – Santa Fe — Actualizate