Pandemia

La vacunación en Rusia no logra pasar el 35% de la población

octubre 18, 2021 3:00 pm POR ACTUALIZATE

A pesar de haber creado una de las primeras dosis contra el Covid-19, la vacunación en Rusia sigue en niveles bajos y el virus azota.

En casa de herrero, cuchillo de palo: en un momento en el cual los países del primer mundo están volviendo prácticamente a la normalidad tras los desmadres causados por el Covid-19 y la solución encontrada en la inoculación masiva, la vacunación en Rusia, nación creadora de la Sputnik V, sigue en niveles muy bajos y la cantidad de casos y muertes diarios es bastante alta.

Reportes aseguran que, en todo el país euroasiático, apenas el 31% del total de la población tiene las dos dosis de la vacuna y solamente el 34% tiene una aplicación. Esta situación genera una serie de estadísticas preocupantes: Rusia es el cuarto país del mundo con más casos positivos en el último mes, 663.000, y en 13 de los últimos 17 días tuvo récords de muertes diarias, llegando a su tope máximo el pasado viernes, cuando murieron 999 personas. Ese día también se registró el mayor número de contagios en una sola jornada: 32.196.

Pero, ¿por qué es tan escasa la vacunación en Rusia? Si bien la Sputnik fue rápidamente aceptada en casi toda Latinoamérica (Argentina, Bolivia, Paraguay, Venezuela, Nicaragua, México, Honduras, Guatemala, Panamá, Ecuador, Brasil y Chile la aplicaron masivamente), en su país de origen parece haber una alta resistencia de la ciudadanía a vacunarse.

En momentos donde nuestra región se queja por la faltante de, por ejemplo, segundos componentes del medicamente ruso, en Rusia hay vacunas de sobra, pero la gente no se las aplica. El Centro Levada realizó un estudio que asegura que un 54% de los rusos no se vacunará a menos que sea obligatorio; solamente el 38% dice que se aplicará la Sputnik. Al margen de esta situación, el Kremlin informó que no habrá una obligatoriedad de inocularse y tampoco se tomarán medidas restrictivas para con la población (por ejemplo, prohibir el ingreso a ciertos lugares sin el carnet de vacunación).

La antropóloga rusa Alexandra Arkhipova contó en una entrevista a la BBC que el motivo por el cual la vacunación en Rusia sigue en niveles tan bajos no tiene tanto que ver con un pensamiento antivacuna, sino con “una decisión de esperar”.

“La decisión de estas personas se basa en su desconfianza hacia la medicina y hacia la élite política, pero también en los consejos de sus médicos de confianza. Aunque los rusos no confían en la medicina, sí lo hacen en los médicos que conocen, pero esto -paradójicamente- no ayudó a impulsar las vacunaciones. Muchas personas fueron disuadidas de vacunarse por los llamados ‘médicos de familia’. Muchos dicen que no están listos para vacunarse porque no confían en la forma en que se diseñó la Sputnik V. Están extremadamente molestos por la falta de información acerca de cómo se hizo, cuáles fueron sus efectos secundarios, cuánta gente enfermó, cuán severa o suave fue la enfermedad, cuántos de los vacunados fueron hospitalizados”, dijo la especialista.

Rusia fue uno de los primeros países del mundo en idear una vacuna contra el Covid-19, en agosto de 2020. Tiempo después, el propio presidente Vladimir Putin confirmó que ya tenían la primera dosis aprobada.

La Sputnik V se desarrolla en el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología (Gamaleya) de Rusia y, más allá de la cantidad de países que ya la aplicaron (y la siguen aplicando) en masa, la Organización Mundial de la Salud sigue sin reconocerla oficialmente. Sin embargo, desde el gobierno ruso aseguran que la oficialización está al caer.

No te podés perder

La vacunación en Rusia no logra pasar el 35% de la población — Actualizate