Deportes

En Newell´s, sino hay cambios urgente no hay futuro posible

octubre 10, 2021 12:22 pm POR JUAN MANUEL ALMADA

El conjunto del Parque Independencia vive uno de los momentos más difíciles del último tiempo. Newell´s necesita modificaciones.

El momento futbolístico en Newell´s Old Boys se reflejó a las claras en las elecciones del último 19 de septiembre cuando Ignacio Astore, candidato a presidente del M.I.L. se transformó en el mandamás Leproso tras sacar un arrasante 72% de votos sobre quien hasta ese momento era el vicepresidente de la institución Cristian D´Amico, responsable total del momento que atravesaba la institución en la Liga Profesional.

Con los números tan contundente sobre sus espaldas, Astore comenzó a gobernar desde hace más de veinte días con la idea, primero y principal, de conocer la real situación económica de la institución para saber cual es la base donde está parado y desde donde partirá para la reconstrucción de un club que, aparentemente, no estaba tan ordenado como lo decía en su promesa de campaña la anterior Comisión Directiva.

Esta semana se conocieron algunos de los números previos a una auditoría que comenzó y donde se verá reflejada la deuda post concursal del club. El presidente Ignacio Astore, blanqueó una deuda en cheques de 480 millones de pesos para afrontar de esta fecha a un año, hecho que ata muchísimo a la nueva dirigencia si no se toman decisiones rápidas desde lo económico y no hay alguna ayuda externa que pueda acompañar.

Pero ¿cómo se sale de lo futbolístico en este panorama tan complejo? Lo primero que se esperaba era la renuncia a disposición por parte del Gerente del Fútbol de la institución, responsable del último mercado de pases que fue de los peores de los últimos tiempos, con jugadores “descartados” de clubes menores de la Liga Profesional o hasta suplentes de la Primera Nacional, algo que no sucedió.

A pesar que, Lucas Bernardi, quien ocupa el cargo de mandamás del fútbol tenía el aval por parte de las dos candidatos Astore y Moresco para asumir y continuar por un tiempo más, el fracaso total en su gestión, y el nombre de Julio Saldaña como responsable de las decisiones futbolísticas de la nueva dirigencia dicho y remarcado por el nuevo presidente, debería haber llevado un gesto de nobleza por parte del ex jugador y técnico.

Nombres como los de Gabriel Compagnucci, Maximiliano Comba, Juan Garro, Pablo Sabbag es una burla a la institución que supo tener glorias en cada uno de los puestos que hoy ocupan estas incorporaciones. Claro que no son los únicos responsables de este momento, también lo es el entrenador, Fernando Gamboa quien, no solo aceptó nombres de flojísimo presente, sino que también, con decisiones por momentos inentendibles, ha dejado sus números por debajo del penoso paso de Germán Burgos del semestre pasado.

Está claro también que hay jugadores que han pasado su momento de gloria y que deberán replantearse su continuidad en el club, Alan Aguerre, Julián Fernández y Pablo Pérez (urgidos por las continuas lesiones) y juveniles que, hasta el momento no dieron la talla como para enfrentar el desafío de la primera división. Solo Cristian Lema e Ignacio Scocco han demostrado estar a la altura de esta situación sin grandes rendimientos, pero con el esfuerzo que esta camiseta gloriosa necesita.

La necesidad de una reestructuración futbolística pide a gritos cambios drásticos en varios puntos claves del mundo Leproso, desde Malvinas, pasando por Bella Vista y la primera división. Ignacio Astore tiene la chance, con el aval del pueblo Rojinegro, de dar ese vuelco, apostando por sus ideologías y nombres. Claro que, a medida que pasen las fechas y no se tomen dichas decisiones, comenzará a ser parte responsable de lo que el hincha pide a gritos y lo reflejó con su voto, volver a ser un Newell´s grande y ganador. 

No te podés perder

En Newell´s, sino hay cambios urgente no hay futuro posible — Actualizate