Deportes

El desconocido pasado de Michael Jordan… como camarero

septiembre 26, 2021 11:01 am POR ACTUALIZATE

La historia fue una de las tantas que quedó afuera de “The Last Dance”, pero se llegó a saber que el astro debió servirles comida a sus rivales en un campus.

Desde el momento en que puso en pie en la NBA hasta hoy, es muy probable que Michael Jordan no haya tenido que hacer demasiadas tareas hogareñas. Su idolatría fue notoria casi desde el día 1 y el astro del deporte reunió (y sigue reuniendo) millones y millones de dólares por todo lo que logró tanto adentro como afuera de la cancha.

Pero, como a muchos, en sus comienzos le tocó “poner el lomo” como si fuera uno más…

El año pasado se popularizó en el mundo “The Last Dance”, el impecable documental de Netflix sobre la carrera de Jordan, donde se muestra una incontable cantidad de escenas inéditas de la vida de uno de los equipos deportivos más exitosos de la historia. El director del producto Jason Hehir compartió varias semanas con el ex jugador en las cuales observó todo ese material y se encontró con una historia que desconocía y que hubiera querido incluir en la producción, algo que finalmente no sucedió.

“Me hubiera encantado meter otra pequeña anécdota, pero teníamos que contar una historia en concreto y debía ir de la mano de aquella temporada 1997/98 (la última del jugador en Chicago Bulls). Había que recortar de algún lado”, dijo en una entrevista en The Dan Le Batard Show with Stugotz.

Según Hehir, cuando Jordan estaba en la high school y ya contaba con un talento notorio, debía dar un siguiente paso que tenía que ver con entrar a un campus de básquet, donde tenía muchas más chances de ser visto por algún representante de la NBA. Económicamente, a la familia Jordan le era imposible costear el ingreso al campus, por lo cual su entrenador del colegio alteró sus estadísticas para hacerlas más llamativas. Así, MJ pudo ir al campus, aunque no estaba en el radar de nadie todavía.

Si bien esa pequeña trampa le permitió participar del evento, el jugador sí tenía que afrontar algunos costos, y sus padres le habían anticipado que les alcanzaría solamente para una semana. Pero en esos primeros siete días, “Jordan fue el MVP del campus” según Hehir.

En las jornadas iniciales, Jordan enfrentó, por ejemplo, a Patrick Ewing, quien se convertiría en gloria de los New York Knicks, y Len Bias, joven promesa estadounidense que fue drafteado por los Boston Celtics como pick #2 en 1986 y murió de sobredosis dos días después. Pero a Jordan no le interesaban los apellidos y los apabulló a todos.

El problema comenzó cuando terminó la primera semana: los entrenadores les rogaban a los padres de Michael que le permitieran quedarse, pero los Jordan alegaban que no contaban con los fondos suficientes. En ese momento, algún miembro del campus surgió con una idea: “nosotros vamos a pagar por él si trabaja en la cocina como mesero para el resto de los chicos”.

Así, la semana 2 fue igual o mejor de buena para Jordan, que nuevamente fue jugador más valioso, mientras les servía comida y frutas a jóvenes a los que luego ridiculizaba en la cancha.

Trabajar llevando bandejas, evidentemente, fue la decisión correcta: poco tiempo después entraría en la órbita de los Chicago Bulls, y el resto es historia conocida.

No te podés perder

El desconocido pasado de Michael Jordan… como camarero - Actualizate — Actualizate