Actualidad

Rosario, la Ciudad de las Furias (capítulo mil)

septiembre 8, 2021 8:10 am POR ACTUALIZATE

Seis asesinatos en 20 horas ilustran la realidad de una situación que hace mucho se fue de las manos y que no para de atormentarnos.

El nivel de normalidad que adquirieron los asesinatos relacionados al narcotráfico en nuestra ciudad hace que ninguna noticia al respecto nos asombre. Hoy por hoy, escuchar que hubo homicidios en Rosario, ya no sorprende a nadie. Pero que ocurran seis el mismo día, nos hace ruido a todos.

Tal fue el impacto de lo ocurrido entre el lunes y el martes, que los grandes medios de comunicación de Buenos Aires tuvieron en sus tapas a la “Ciudad de las Furias” durante todo el día, catalogando incluso a la cuna de la bandera como “zona de guerra”.

De todos los casos, el que más relevancia tuvo fue el de Carlos Argüelles, un ex testaferro del capo narco Esteban Lindor Alvarado de 46 años que en la tarde del lunes terminó con tres tiros frente a su taller mecánico de zona oeste. El fallecido había estado preso, logró reducir su condena por aportar información sobre Alvarado, tenía custodia policial en la puerta de su casa (no en su taller), pero no aceptó irse de la provincia como testigo protegido. Él sabía cuál sería su final, y el lunes la profecía se cumplió.

Minutos más tarde, alrededor de las 19:40 del lunes, en Mendoza y la colectora Juan Manuel de Rosas encontraron muerto a balazos a Damián Rodríguez (23 años) mientras la Comisaría 22ª realizaba un patrullaje. A las 22.15 llegó el tercer cadáver del día, esta vez en Manantiales y Pasaje 1801: 12 cascos de balas en el piso y la moto de la víctima Matías Serrano en el piso ilustraron la escena.

Pero el día sangriento no terminó ahí: alrededor de las 23:15, esta vez en Villa Gobernador Gálvez, hallaron sin vida a Federico Rampello en la calle Mármol al 2900 tras un tiroteo. La víctima fatal, que tenía antecedentes penales, tenía 25 años. Antes de la medianoche, en Bielsa al 6000, sicarios dispararon al menos seis veces (testigos aseguran que fueron 20 tiros) desde una moto contra un hombre y su pequeño hijo de 4 años. El menor debió ser hospitalizado con balazos en sus dos brazos.

Ya el martes, en horas el mediodía, le llegó la hora a Elías Salinas, de 22 años, a quien también le dispararon desde una moto. El sexto fallecido por consecuencia de un enfrentamiento violento es Luis Torrén, hermano del ex jugador de Newell’s Miguel, a quien habían baleado el 25 de agosto y murió en un hospital.

Las 24 horas de furia rosarina no hacen más que ponerle la firma a una situación que se tornó eterna y, para muchos, sin retorno. Una verdadera carnicería a la que no le vemos fin si las autoridades no toman medidas de manera absolutamente urgente.

Los movimientos políticos del día incluyeron al Ministro de Seguridad provincial Jorge Lagna diciendo que “cortar el vínculo entre el delito y el Estado no es fácil, sencillo, ni gratis” y al intendente rosarino Pablo Javkin solicitando una reunión urgente con sus concejales para este miércoles a la mañana. El Gobernador Omar Perotti se limitó a hablar de un problema “de dimensión nacional” antes de solicitarle más ayuda al Estado.

Desde Nación se filtró la información de que el Ministerio de Seguridad mandará a Rosario 160 efectivos de las fuerzas federales entre el miércoles y el jueves, incluyendo las presencias del subsecretario de intervención federal Luis Morales y de los grupos tácticos Alacrán y Albatros de Gendarmería y Prefectura, respectivamente.

Los famosos seis asesinatos en 24 horas completan un listado de 17 muertos en las últimas dos semanas. En el medio, por supuesto, la campaña electoral política sigue adelante, como si nada pasara.

No te podés perder

Rosario, la Ciudad de las Furias (capítulo mil) - Actualizate — Actualizate