Deportes

Momento de barajar y dar de nuevo para el kily

agosto 23, 2021 2:45 pm POR ACTUALIZATE

Después de quedar eliminado de la Copa Sudamericana, y habiéndose disputado el clásico, el entrenador auriazul deberá corregir errores y enfocarse en sacar a su equipo de la última ubicación de la tabla de posiciones de la Liga Profesional.

Pese a la buena imagen dejada por el equipo de Arroyito en el encuentro en Brasil frente a Bragantino, y ayer en el  clásico de la ciudad en el Parque Independencia, lo cierto es que los principales objetivos que se trazó el Kily González para este segundo semestre no se pudieron cumplir. El primero era el sueño de poder conquistar un nuevo título internacional para el club, algo que quedó trunco tras quedar eliminado en cuartos de final frente al incómodo Bragantino de Brasil; el segundo, como lo es para todos los equipos cuando enfrentan a su eterno rival, era ganar el clásico, y aunque no perdió, tampoco lo ganó, cuando todo parecía indicar por cómo se daba el trámite del encuentro, incluso más aún cuando abrió el marcador, que el partido estaba en sus manos.

Los errores defensivos principalmente, responsabilidad compartida entre los protagonistas y el entrenador, sumado a la falta de recursos producto del plantel corto con el que cuenta el DT, y es aquí donde entra la parte de responsabilidad del presente canalla de los directivos de la institución; han llevado a este incómodo presente para Rosario Central.

Si bien los promedios no apremian, está claro que tanto el entrenador como sus dirigidos, saben que no pueden continuar con este andar empantanado en el campeonato, ya que marcha último con tan solo 4 puntos sobre 21 en juego, y 5 partidos sin ganar (7 si contamos los dos últimos de la Copa Sudamericana).

La parte positiva de haber quedado eliminado del certamen internacional, es que ahora sólo deberá enfocarse en un partido por semana, algo que complicaba en gran manera desde lo físico al equipo, dado que, como ya mencionamos, el plantel corto hacía que Cristian González debiera poner un equipo alternativo en el campeonato local, lo que era jugar en clara desventaja dado que era un once plagado de juveniles prácticamente si experiencia en primera división en su gran mayoría; y cuando los habituales titulares repetían en ambas competencias, era contraproducente, ya que empezaban a mermar los rendimientos producto de la exigencia por los dos partidos semanales, algo que en Europa ocurre habitualmente pero sabemos que en Sudamérica es muy diferente.

Ahora con la Liga Profesional como la única competencia que tiene por delante Central de acá a diciembre, y 18 partidos por disputarse, el kily deberá enfocarse, hacer borrón y cuenta nueva, y corregir los errores que viene cometiendo el equipo y pulir detalles, sumado a seguir potenciando e intentando hacer crecer las cosas positivas y virtudes que muestra por momentos, apoyados principalmente e  sus máximos referentes, por experiencia y jerarquía; Marco Ruben, Emiliano Vecchio y Jorge Broun.

No te podés perder

Momento de barajar y dar de nuevo para el kily - Actualizate — Actualizate