Actualidad

Contratos de alquiler, el otro dolor de cabezas de lo gastronómicos rosarinos

julio 2, 2021 8:47 am POR ACTUALIZATE

Cada vez son más los titulares de espacios que no pueden afrontar los nuevos costos y deben cerrar sus negocios por haberse convertido en una “actividad de riesgo”.

El hecho de que la gastronomía se haya convertido en una actividad de riesgo está generando en muchos dueños de bares y restaurantes que no puedan renovar sus contratos de alquiler. Incluso, que les rechacen la explotación del rubro en nuevos espacios.

Transformarse en un negocio que, por la pandemia, enfrenta muchos riesgos económicos, está provocando desde hace varios meses en Rosario que los titulares de los locales alquilados por dueños de emprendimientos gastronómicos no puedan renovar los contratos, ya sea porque les aumentan a precios muy elevados o porque los propietarios temen que la situación con el covid perdure y no puedan afrontar los pagos establecidos.

Según explicó, Jorge Sauan, el dueño del mítico bar rosarino Gorostarzu, “algunos negocios que ya llevan varios años en una esquina, con cierta antigüedad y reconocimiento, lograron una rebaja de sus alquileres el año pasado para poder mantenerse”.

“Este año ya no sucede”, porque los propietarios “están cansados”. Entonces si toca renovar, “no te lo renuevan”, porque saben que con la actividad gastronómica “van a renegar mucho más” que, con otra, relató.

Para aquellos que están transitando la mitad de su contrato de alquiler los propietarios ya no aceptan rebajas este año.

Esto es un drama porque el negocio está siendo sumamente deficitario, con lo cual a muchos dueños de emprendimientos “se les hace muy cuesta arriba” soportar los costos corrientes.

“A otros colegas les están aumentando el alquiler bastante para tratar de recuperar un poco lo perdido el año anterior y también para no quedarse atrás con el índice inflacionario”, señaló Sauan.

Ante este contexto, crece la cantidad de dueños de negocios que optan por cerrarlos porque no pueden hacerles frente a las actualizaciones contractuales.

Un fenómeno particular que se da en algunos casos tiene que ver con empresas constructoras que seducen a los propietarios de locales, que los tienen alquilados para actividad gastronómica, con la intención de que les vendan el terreno para desarrollar nuevas edificaciones.

Ocurre que estos negocios están ubicados en zonas muy jugosas de la ciudad que todavía mantienen cierta actividad comercial, algo muy valorado por las firmas desarrolladoras.

No te podés perder

Contratos de alquiler, el otro dolor de cabezas de lo gastronómicos rosarinos - Actualizate — Actualizate