Interés General

La batalla diaria por subsistir en Argentina con pandemia

junio 30, 2021 11:00 pm POR ACTUALIZATE

El inicio de la pandemia del coronavirus encontró a Argentina con una tasa de pobreza del 38,3% sobre el final de 2019, la cual creció hasta 45,2% sobre fines de 2020.

La ayuda social en dinero aumentó a lo largo de 2020, llegando a cubrir hasta la mitad de estos hogares, y aproximadamente entre un 35 y 40% gastó lo que tenía ahorrado. Un 31% llegó a pedir prestado a familiares y amigos, en tanto, los préstamos de bancos y financieras cayeron para los más pobres. Además, un 20% de los hogares recibió ayuda en forma de mercadería, ropa y alimentos y por último, alrededor de un 15% debió vender pertenencias.

Asimismo, aunque no les permitió salir de la pobreza, alrededor del 85% de los hogares pobres tuvo ingresos vinculados a su trabajo en todo 2020. Detrás de esto se esconde un profundo deterioro en el mercado laboral, además de la pérdida de empleos entre el 4to trim. de 2019 y el 4to trim. de 2020 (-716 mil), el único empleo que aumentó fue el cuentapropismo (+264 mil). El caso típico en el último año fue el empleado en negro que perdió su empleo, pasó a la inactividad y al reabrirse la actividad, buscó trabajo como cuentapropista.

Entre los nuevos empleos por cuentapropia, la mayoría fue de baja calificación: elaboración de alimentos (16%), construcción (13%), peluquería y belleza (12%), tiendas de alimentos (4%), jardinería (4%).

La devastación económica global que ha acompañado a la COVID-19 ha sido especialmente desoladora en Argentina, un país que entró a la pandemia con una profunda crisis. Su economía se contrajo casi un 10 por ciento en 2020, lo que marcó el tercer año consecutivo de recesión. La pandemia ha acelerado un éxodo de la inversión extranjera, lo que ha hecho disminuir el valor del peso argentino. Eso ha incrementado los costos de importaciones tales como comida y fertilizante y ha mantenido la tasa de inflación por encima del 40 por ciento. Más de cuatro de cada diez argentinos están sumidos en la pobreza.

Sobre la vida nacional se cierne una inevitable renegociación dentro de unos meses con el Fondo Monetario Internacional (FMI), una institución que los argentinos detestan ampliamente por haber impuesto una austeridad presupuestaria paralizante como parte de un paquete de rescate hace dos décadas.

Con sus finanzas públicas agotadas por la pandemia, Argentina debe acordar un nuevo plazo de repago por los 45.000 millones de dólares en deudas al FMI. Esa carga es el resultado del rescate financiero más reciente del fondo y el más grande en la historia de la institución (un paquete de préstamos extendidos a Argentina en 2018 por 57.000 millones de dólares).

No te podés perder

La batalla diaria por subsistir en Argentina con pandemia - Actualizate — Actualizate