Deportes

A 35 años de la gloria en México de la mano de “dios”

junio 29, 2021 11:33 am POR ACTUALIZATE

Un 29 de junio de 1986, la selección Argentina conquistaba su segunda Copa del Mundo con un Maradona brillante que se convertía en el número uno del mundo.

Un día como hoy, pero de 1986, el fútbol argentino alcanzó el logro más importante de su historia: ganar el Mundial de México, afuera del país, invicto, y habiendo dejado atrás a otras potencias del fútbol mundial como Alemania en la final, Uruguay e Inglaterra en octavos de final y cuartos de final, e Italia en la fase de grupos (el B) de esa misma gesta deportiva, y en semifinales a otro complejo rival europeo, Bélgica, rival que también Diego se encargaría de eliminar como hiciera en la etapa anterior, también con dos goles de su autoría.

Diego Maradona fue el mejor jugador de ese torneo, luego de haber sido nombrado como capitán y referente del equipo por Carlos Salvador Bilardo, único técnico en la historia del fútbol argentino en haber dirigido 14 partidos mundialistas de manera consecutiva, y único en haber clasificado a la Selección a dos finales del mundo. Una imagen vale más que mil palabras y no hay ninguna que relate más y mejor lo que aconteció en México 86’ como la de Maradona levantando la Copa del Mundo.

El capitán de Argentina fue el mejor jugador del torneo. Sus exhibiciones ante Bélgica e Inglaterra en semifinales y cuartos son historia del fútbol, una delicia para cualquier amante de este deporte. Victor Hugo Morales se hizo una pregunta tras el gol que le hizo a Inglaterra a la que muchos aún buscan respuesta: “¿De qué planeta viniste?”

Pero esta historia, estuvo cerca de no darse, ya que Argentina casi no clasifica al máximo certamen de selecciones del mundo, pero a falta de 10 minutos para que terminara el último partido de las eliminatorias disputado el 30 de junio de 1985 en el Monumental, un gol de Ricardo el “tigre” Gareca, le daría la igualdad al equipo albiceleste y con el 2 a 2 final, el boleto para México estaba asegurado. Pese a ese gol más que importante para que luego ocurriera lo que ocurrió, el actual DT de la selección de Perú, no sería convocado por Bilardo para la máxima cita.

Argentina llegó a México en el pico de rendimiento de Diego Armando Maradona, ya figura en el Napoli italiano. Una fase de grupos relativamente tranquila con el primer lugar del grupo A, cruzándose con Uruguay, rival de antaño, en octavos. Un solitario gol de Pasculli permitió dejar afuera a los también porteños.

El 22 de junio de 1986 ha quedado como una fecha histórica en la historia del Mundial, incluso más que algunas finales. En medio de un tenso problema político, Argentina e Inglaterra se enfrentaban en el Estadio Azteca en lo que prometía ser un partido legendario. Habían 22 futbolistas en la cancha, pero Diego Maradona se llevó todos los aplausos (y polémicas).

Cuatro minutos fueron suficientes para que El Diez pase a la eternidad. A los 51′, un clarísimo remate de Maradona con la mano no impidió que el tunecino Ali Bin Nasser valide el pimer gol de Argentina. Luego, seis minutos más tarde, una espectacular jugada individual por el sector derecho, con seis futbolistas ingleses en el suelo, acabó en la considerada mejor conquista en la historia de los Mundiales. Así, Argentina pasó a semifinales.

Argentina no sufrió percances para derrotar a Bélgica en semifinales y luego a Alemania en la final con un duro encuentro por 3 a 2 con los goles de Brown, Valdano, y el definitivo a pocos minutos de final de Burruchaga para sellar el triunfo glorioso. Marcelo Trobbiani quedó en la historia como el campeón del mundo con menos minutos en cancha, pues apenas jugó en los minutos de adición en el último encuentro. El entrenador Carlos Bilardo tocó la gloria del fútbol argentino con esta histórica y recordada conquista junto al más grande de todos en aquella tarde calurosa del 29 de junio de 1986 en el mítico Estadio Azteca.

No te podés perder

A 35 años de la gloria en México de la mano de "dios" - Actualizate — Actualizate