Interés General

Edadismo: la discriminación principalmente en mujeres, que el COVID ha visibilizado

junio 27, 2021 10:00 am POR ACTUALIZATE

Afecta a las personas mayores de 45 años, notablemente en mayor medida a las mujeres, en el plano laboral.

Entre los muchos efectos que ha tenido la crisis global provocada por el Coronavirus en la sociedad y en la opinión pública, hay uno al que no se ha prestado excesiva atención, pero que tiene el potencial de ser un punto de inflexión en la manera en que, como conjunto, percibimos y tratamos a las personas mayores. Se trata de la visibilización de una forma de discriminación muy extendida pero tan naturalizada que hasta hace poco era prácticamente “invisible”, hablamos del “ageism” o edadismo, en español.

La imagen social discriminatoria hacia las personas mayores provoca actitudes negativas de las personas mayores hacia su propio proceso de envejecimiento, provocando en ellas aislamiento social, pasividad, baja autoestima, rechazo de la vejez, etc. Una de cada 3 tres personas sin empleo son mayores de 45 años. Estas personas no son contratadas porque carezcan de las aptitudes necesarias para ese puesto de trabajo sino porque existen prejuicios y estereotipos.

Las mujeres constituyen claramente el grupo más discriminado. Además del techo de cristal y las diferencias salariales se suma la exclusión por las arrugas y canas. La belleza entra en escena. Y es que el machismo impera en nuestra sociedad, de modo que, para una mujer, envejecer es aún más terrible que para un hombre. Esta forma de discriminación poco conocida pero que afecta a miles de personas, tanto a jóvenes como a mayores de 45 años, hace que las mujeres se enfrenten a un doble problema de exclusión, fundamentada en el sexo y en la edad.

Desde que se inició la crisis sanitaria por el COVID-19, la red global HelpAge International que centra sus esfuerzos en defender los derechos humanos de las personas mayores, con el objetivo de que puedan disfrutar de una vida digna, segura, activa y saludable, ha estado trabajando para prevenir y denunciar los casos de discriminación contra las personas mayores en todo el mundo y ha observado ejemplos de medidas para controlar la expansión del virus que aumentan el “edadismo” en al menos 48 países.

En los últimos años, los medios de comunicación están ofreciendo una visión más positiva de los mayores, más acorde a su realidad que también ha ido cambiando (mejoría en su calidad de vida, mayor capacidad económica, esperanza de vida, nivel cultural, etc.), si bien todavía queda trabajo por hacer. En este cambio, han influido también diversas iniciativas que han derivado en recomendaciones y propuestas para un mejor tratamiento mediático, impulsadas también desde el propio ámbito periodístico

No te podés perder

Edadismo: la discriminación principalmente en mujeres, que el COVID ha visibilizado - Actualizate — Actualizate