Interés General

Las mujeres dedicaron el triple del tiempo que hombres a las tareas de cuidado por la pandemia

junio 26, 2021 3:44 pm

Un estudio realizado por el Centro para el Desarrollo Global señaló que la brecha de tiempo dedicado a tareas domésticas y de crianza se profundizó en la pandemia recayendo sobre las mujeres.

“Eso que llaman amor es trabajo no pago”, es uno de los lemas que el colectivo feminista instaló hace tiempo en la agenda política, social y económica en la búsqueda de la revalidación del tiempo que les consume a las mujeres realizar tareas domésticas y de crianza por fuera de las horas de trabajo laborales.

Un informe realizado por el Centro para el Desarrollo Global, señaló que las mujeres asumieron 173 horas adicionales de cuidado infantil no remunerado el año pasado, en comparación con 59 horas adicionales para los hombres. Incluso, esta brecha se amplía en países de ingresos bajos y medianos donde las mujeres estuvieron a cargo de sus hijos el triple de tiempo que los varones.

La pandemia del coronavirus, profundizó estas diferencias en cuanto a la crianza de los niños, que debieron permanecer, dependiendo la zona, varios meses encerrados en casa sin asistir a establecimientos educativos. Para la sorpresa de nadie, fueron las mujeres las que debieron asumir en su mayoría esas tareas de educación y tiempo.

Esto repercutió en pérdidas de ingresos económicos para las mujeres, donde el estudio estima que US$800.000 millones se perdieron en gran parte debido al aumento de la demanda de su tiempo en el hogar. También el estudio reveló que a nivel mundial el 90% de quienes redujeron horas de trabajo con hijos a cargo son mujeres.

Charles Kenny, investigador sénior del Centro para el Desarrollo Global y uno de los autores del estudio, dijo que la pandemia simplemente expuso las disparidades de género existentes.

“Todos los años, año tras año, se realizan billones de horas de trabajo de cuidado no remunerado, la gran mayoría por mujeres”, dijo. “No vamos a llegar a un mundo de igualdad de género hasta que esa carga se comparta de manera más equitativa”, expresó.

En Argentina, un informe de la Universidad de Avellaneda (Undav) expresó que el 20% del PBI corresponde a trabajo doméstico y de cuidados no pagos. Ese trabajo, cuyo aporte casi duplica a sectores como el comercio y la industria, tiene una participación femenina del 72 por ciento. Incluso nueve de cada diez mujeres llegan a los 60 años sin poder jubilarse. Son las más golpeadas por el desempleo y el trabajo precario.

Según Undav, el ingreso de las mujeres es un 31% menor al de los varones. Dentro del 10% más pobre de la población, siete de cada diez personas son mujeres, fenómeno que se conoce como la feminización de la pobreza. Solo tres de cada diez cargos directivos o jefaturas son ocupados por mujeres. Durante la pandemia, las desigualdades se profundizan.

“Se puso de manifiesto en la pandemia, con la sobrecarga de tareas de cuidados que hubo en los hogares. Con escuelas, clubes y distintas actividades cerradas, les niñes tuvieron que quedarse en casa. Con abuelas en grupo de riesgo, no hay quien ayude. Todo esto hizo que muchas mujeres tuvieran que salir del mercado laboral para poder abocarse a estas tareas”, describió Mercedes  D’Alessandro, la directora nacional de Economía, Igualdad y Género de Nación al diario Tiempo Argentino.

No te podés perder

Las mujeres dedicaron el triple del tiempo que hombres a las tareas de cuidado por la pandemia - Actualizate — Actualizate