Pandemia

Vaticinan pérdidas devastadoras en el aprendizaje por la suspensión de las clases presenciales

junio 17, 2021 1:25 pm POR ACTUALIZATE

Un estudio internacional determinó que las consecuencias del cierre de las escuelas durante la pandemia traerán pérdidas devastadoras, en especial en los primeros grados.

El Informe fue presentado por el Observatorio de Argentinos por la Educación que formó parte de las investigaciones realizadas por el Programa global Research on Improving Systems of Education (RISE), cuyo objetivo es comprender cómo los sistemas educativos en los países en desarrollo pueden superar la crisis del aprendizaje. Este modelo tiene el objetivo de replicar los resultados de la evaluación PISA para el Desarrollo del año 2018 en siete países Camboya, Ecuador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Senegal y Zambia, aunque Argentina también está contemplada ya que la autora “usa una producción pedagógica calibrada para replicar trayectorias de aprendizaje en países de bajos y medios recursos”.

Entre los resultados, se señaló que los chicos de segundo grado que no concurrieron a las aulas durante un semestre habrán perdido el equivalente a 1,8 años de aprendizaje cuando estén en tercer año de la secundaria. En tanto, afirma que los estudiantes que han perdido medio año de clases presenciales en el octavo grado (1° año de la secundaria) tendrán una pérdida equivalente a 0,3 años el grado 10 (3 ° año de la secundaria).

Según expresa el informe, el estudio muestra que los cierres escolares producidos por la pandemia de COVID-19 podrían causar grandes pérdidas de aprendizaje que en el largo plazo superan el tiempo efectivo que se mantuvieron las escuelas cerradas. Incluso las pérdidas de aprendizaje pueden continuar acumulándose después de que los niños regresan a la escuela.

“Cada vez hay más evidencia de que los niños han sufrido pérdidas sustanciales de aprendizaje durante el cierre de las escuelas. Nuestro trabajo muestra que las pérdidas continuas de aprendizaje incluso después de que los estudiantes regresan a la escuela podrían ser devastadoras para el futuro de los niños”, advirtió Michelle Kaffenberger, investigadora de RISE y de la Blavatnik School of Goverment de la Universidad de Oxford.

También sostiene el estudio que, cuando las escuelas vuelvan a abrir, los estudiantes estarán atrasados con respecto a su nivel curricular esperado. Esto se debe tanto al aprendizaje perdido mientras las escuelas estuvieron cerradas, como a que, en muchos sistemas educativos, el plan de estudios y la instrucción ya eran demasiado ambiciosos.

Esto quiere decir que los planes de estudio no se adaptan de manera adecuada a los niveles reales de aprendizaje de los niños. Por este motivo, una gran cantidad de estudiantes ya se encontraban atrasado scon respecto a su plan esperado de estudios antes del cierre escolar producido por la pandemia de COVID-19.

En tercer lugar, el estudio concluye que, sin medidas que ayuden a los niños a ponerse al día, los estudiantes pueden seguir retrasándose cada vez más incluso después de regresar a la escuela. Como quedó demostrado, aun cuando los niños ya no faltan a la escuela, pueden seguir perdiendo nuevos aprendizajes si la estrategia pedagógica no se adapta a sus necesidades. De esta manera, las pérdidas de aprendizaje iniciales a corto plazo pueden acumularse hasta convertirse en pérdidas de aprendizaje significativas a largo plazo.

Modelar las pérdidas de aprendizaje proyectadas para los distintos estudiantes y los efectos de aprendizaje de las diferentes estrategias de mitigación puede ayudar a los líderes educativos a planificar la reapertura de las escuelas.

 

No te podés perder

Vaticinan pérdidas devastadoras en el aprendizaje por la suspensión de las clases presenciales - Actualizate — Actualizate