Interés General

China quiere más nacimientos y menos divorcios. Pero …

junio 6, 2021 10:43 am POR ACTUALIZATE

Los jóvenes de las grandes ciudades priorizan otros intereses: Sus carreras y vida personales por sobre formar una familia.

En algún momento estaba prohibido. El estado determinaba la cantidad de hijos que podía tener una familia. La política del hijo único, vigente durante 40 años en China, impuso un estilo y fuertes multas si no se cumplía. En ciertas ocasiones abortos, esterilizaciones y mucho sufrimiento.

Pero todo cambia. Ahora, desde hace cinco años, el Gobierno autoriza a todos los matrimonios a tener dos niños, y acaba de anunciar que va a permitir hasta tres.

¿Por qué éste cambio? La respuesta es simple: rápida caída en los matrimonios y nacimientos, y cambios culturales en los jóvenes. Como sucede en todo el mundo, los jóvenes priorizan su vida personal, sus intereses y sus carreras, antes que formar una familia y tener hijos.

El rápido envejecimiento de la población en China determinó que era necesario cambiar la política, pero puede haber sido muy tarde.

Entre los treintañeros suelen repetirse las mismas frases “no voy a tener más de uno”, “en caso de ser padre será para complacer a mi madre que me presionar y quiere tener nietos”, “no tengo prisa”, “Quiero disfrutar de mi vida, y tener tiempo para mí. Me gusta bailar, salir con mis amigos”.

La sociedad china es extremandamente conservadora desde siempre. A partir de los 30 años, ciertas convenciones sociales dictan que las jóvenes aún solteras se convierten en sheng nü o “mujeres sobrantes”, para las que empieza a ser tarde para el matrimonio y tener hijos, durante siglos la gran obligación social y familiar de cualquier persona en China.

La presión sigue más que nunca, a pesar que los más jóvenes intenten salvarse de ésta cultura prehistórica. Las reuniones familiares suelen convertirse en momento de tortura para los solteros, a los que sus parientes mayores, incluidos sus propios padres, les preguntarán con insistencia cuándo piensan casarse. La pareja ideal para los padres es “un funcionario, alguien con trabajo estable y seguro”, señala la editora. Aún ocurre que los progenitores presenten a sus hijos posibles candidatos a cónyuge. A veces, con éxito. Otras, no. “Conocí una vez a un chico por mediación de mi madre… Lo primero que me preguntó fue por la salud de mi útero. Así, como si fuera un animal para la reproducción. Sutil, ¿eh?”, se ríe una jóven china consultada por Actualizate.ar

Históricamente, año tras año, nacen menos bebés que en la segunda economía del planeta, pese al final de las restricciones impuestas por los Gobiernos rígidos que tuvo China. El año pasado, según los datos oficiales del censo, apenas nacieron 12 millones sobre una población total de 1.412 millones de personas. Es el número mas bajo desde la hambruna del Gran Salto Adelante, entre 1959 y 1963. La población en edad de trabajar se ha reducido además en 40 millones desde 2010, según el censo del año pasado, el último realizado. Y la tasa de nacimientos (1,3) resulta insuficiente para sostener a una población envejecida.

Por otro lado, con la rápida evolución de la sociedad china a un modelo más desarrollado y posmoderno, el desinterés por establecer una familia tradicional es algo cada vez más extendido entre los jóvenes en las grandes ciudades. Cae vertiginosamente el número de bodas y crecen los divorcios. El año pasado solo 8,1 millones de parejas registraron su casamiento, una caída del 12% con respecto a 2019 y de un 40% con respecto a 2013, el último año que se batieron récords de esponsales.

No te podés perder

China quiere más nacimientos y menos divorcios. Pero ... - Actualizate — Actualizate