Actualidad

La imagen pública de Bill Gates en su peor momento luego de sus últimos episodios

mayo 24, 2021 3:45 pm POR ACTUALIZATE

Luego de los hechos de su intimidad que se conocieron el las últimas semanas tras anunciarse su divorcio, la reputación del fundador de Microsoft se resquebrajó notablemente.

En unas semanas Bill Gates pasó de ser uno de los hombres más admirados del planeta, con una solida carrera profesional y una imagen intachable, a ser una figurada cuestionada por todos lados luego del anuncio de su polémico divorcio.

Durante décadas, se ha forjado la imagen pública de un filántropo agradable, a diferencia de otros multimillonarios, Gates resultaba simpático, brillante y no amenazante. Gates continuó cultivando esta personalidad prometiendo regalar la mitad de su riqueza a través de The Giving Pledge e invirtiendo fuertemente en salud y abordando la crisis climática a través de la Fundación Bill y Melinda Gates, al mismo tiempo que su inmensa fortuna no pasaba de crecer.

Sin embargo, las últimas noticias sobre el fundador de la empresa tecnológica a raíz de su inminente divorcio de la que fue su esposa durante 27 años ofrecen una imagen menos simpática del hombre. Los informes de The New York Times y The Wall Street Journal, indican que Gates, en ocasiones, trataba el lugar de trabajo como un sitio de “levante”, haciendo insinuaciones a las mujeres que trabajaban para él. Varios empleados dijeron que Gates tenía un comportamiento “torpe” y “cuestionable” en el lugar de trabajo. También dijeron que podía ser “despectivo” con su esposa y excesivamente “dominante” en las reuniones de la Fundación Gates, a pesar de que la organización estaba trabajando en varias iniciativas de empoderamiento de la mujer. 

La idea de que Gates consideraba el lugar de trabajo como si fuera una app para conseguir citas puede no sorprender, teniendo en cuenta los orígenes de su matrimonio. Gates conoció y empezó a salir con Melinda French en 1987, después de que ella aceptara un trabajo como directora de marketing en Microsoft. Se conocieron en una cena de trabajo en una conferencia, y Gates quedó enloquecido. Utilizó los contactos que su madre tenía en la Universidad de Duke (el alma mater de French) para investigar los antecedentes de French y, después de que ella rechazara en varias oportunidades sus invitaciones a salir, finalmente dijo que si y tuvieron una cita. Ella dejó la empresa en 1996, dos años después de casarse, para dedicarse a formar una familia.

Con el correr de los años, el relato de varias mujeres que trabajaban en la empresa, coinciden en que “era un lugar de trabajo incómodo” debido a las insinuaciones y constantes acosos del creador de Windows, también algunas de las empleadas han confesado haber tenido encuentros con Gates, incluso en algunos casos, se mantuvieron durante años. Ésta fue sin dudas una de las principales causas que llevaron a Melinda a tomar la decisión de iniciar los trámites de divorcio, pero no la única, ya que a principios de este mes, el Wall Street Journal informó que Melinda consideraba la posibilidad de divorciarse desde 2019, debido a la amistad que Gates mantenía con el pedófilo asesor financiero Jeffrey Epstein. 

Gates se reunió por primera vez con Epstein en 2011, tres años después de que Epstein se declarara culpable de pagarle a menores para que le hicieran masajes, felaciones y otros actos de carácter sexual. Ellos se reunieron en varias oportunidades en el departamentos de Epstein en Manhattan, lo que molestaba de gran manera a Melinda. Según publica The Daily Beast, Bill Gates visitaba a Epstein buscando “descansar de su matrimonio” y “huir de Melinda” en una ambiente que el medio define como “un club para hombres”. Según estas información, ambos eran “muy cercanos” e, incluso, que Epstein habría aconsejado a Bill Gates poner fin a su “tóxico” matrimonio con Melinda.

No te podés perder

La imagen pública de Bill Gates en su peor momento luego de sus últimos episodios - Actualizate — Actualizate