Interés General

Los mejores tocadiscos del mercado para disfrutar de la música de tus vinilos antiguos como antes

mayo 23, 2021 3:00 pm POR ACTUALIZATE

Tanto si tienes una amplia selección musical y quieres renovar tu viejo tocadiscos o porque los acabas de descubrir, te proponemos tres modelos de marcas punteras.

Hoy en día, lo habitual es consumir música en formato digital ya sea a través del teléfono móvil, la tableta, el ordenador e, incluso, los altavoces inteligentes que integran asistentes virtuales para que interactúes con ellos y te pongan los temas de los grupos y artistas que les pides. Sin embargo, antes de que este formato irrumpiera y tomará el relevo a los CDs, teníamos las cintas de cassette y los discos de vinilo, formatos analógicos que para muchos amantes de la música garantizan vivir y sentir la música de una manera completamente distinta y especial.

Dentro de este contexto, y a pesar de lo que muchos usuarios creen, el mercado del vinilo disfruta de una buena salud si atendemos a los datos facilitados por PROMUSICAE (Productores de Música de España). Según un estudio realizado por PROMUSICAE, el vinilo representa un 40% de las ventas totales. Por tanto, si quieres renovar tu viejo aparato o comprar un tocadiscos por primera vez —si sientes curiosidad por estos sistemas de reproducción de sonido— echa un vistazo a la siguiente comparativa. En ella, pues, encontrarás los mejores tocadiscos de vinilo del mercado.

¿Qué modelos de tocadiscos hemos elegido?

Entonces, ¿qué tipo de tocadistos de vinilo comprar en 2021? Hemos puesto a prueba tres modelos de tocadiscos disponibles en la web de Amazon para responder a esta cuestión: Audio-Technica AT-LP120X (8,25), Pioneer PLX-500 (8,5) y Sony PSHX500 (9,25). Todos ellos ofrecen una prestación adicional: se trata de una salida USB para conectarlos al ordenador y digitalizar la música de tus discos con los programas que sugieren sus fabricantes.

Se han valorado, entre otros, los siguientes criterios:

– Construcción y diseño: cómo es la construcción del tocadiscos, los detalles que incorpora y los materiales elegidos para su fabricación. Si tiene una estética de tocadiscos vintage, si cuenta con un diseño más actual…

– Pies de apoyo: son importantes no solo porque aportan una mayor estabilidad. Influyen también en cómo amortiguan las vibraciones generadas.

– Tipo de motor: preferiblemente de corriente continua. Otra opción son los de tracción directa.

– Mecanismo del plato: el tipo de plato, su acabado y estabilidad son aspectos importantes, pero el mecanismo de su funcionamiento también: los hay de correa y tracción directa, estos últimos más recomendables sobre todo si la frecuencia de uso es alta.

– Brazo: Aunque para algunos usuarios se trata de una cuestión de gustos, los hay manuales y automáticos.

– Experiencia de uso: cómo suena el tocadiscos y qué tal se desenvuelve utilizándolo con discos de vinilo de distintos géneros musicales (clásica, rock, pop), si el sonido es claro y preciso, cómo se perciben los detalles y matices…

– Otros: cuántas revoluciones por minuto soportan, si tienen conexiones de salida USB adicionales para conectar el tocadiscos al ordenador y digitalizar las canciones que contiene el disco de vinilo…

¿Cómo los hemos probado?

Hemos desempolvado algunos discos de vinilo que teníamos guardados y preguntado también a la familia y los amigos por si tenían alguno que nos pudieran dejar. Al final, nos hemos juntado con una pequeña colección que ha incluido a Vivaldi, Queen, Los Beatles, Rolling Stone, Roxette, Queen y Bon Jovi, entre otros. Los hemos probado con cada uno de ellos y para ello hemos utilizado un amplificador Denon.

Ha sido una comparativa muy reñida porque las tres opciones son una alternativa interesante para cualquier persona que desee adquirir un tocadiscos de calidad y cuente con un presupuesto amplio. A cambio, adquiere un dispositivo que le va a durar muchos años y con un sonido que le sorprenderá. En esta ocasión, ha salido vencedor el tocadiscos Sony PSHX500. Ha logrado el mejor rendimiento, pero sobre todo hay que destacar la experiencia de uso y calidad del sonido, su brillo, matices…

Tocadiscos Sony PSHX500

Estética sobria a la par que minimalista para este tocadiscos de la japonesa Sony, que permite disfrutar de nuestros antiguos vinilos con una muy buena calidad del sonido mientras saboreamos los matices que brinda este formato. Como característica complementaria, te da la opción de digitalizar las canciones gracias a su conversor A/D interno y a la salida USB de la parte trasera. Para ello, debes descargarte en tu ordenador (ya sea Windows o Mac) la aplicación gratuita Hi-Res Audio Recorder. El proceso es intuitivo y solo tienes que elegir qué formato de alta resolución prefieres: PCM o DSD. El tiempo máximo de esta grabación es de 100 minutos.

Pero antes de desempolvar estos vinilos, tienes que realizar un montaje que te llevará unos pocos minutos. Este proceso incluye, entre otros, la colocación de su plato de aluminio fundido; la sujeción de la correa fabricada en goma al motor de transmisión; o la cubierta que lo protege del polvo y la suciedad que aplica un mecanismo de bisagra. Todos estos pasos se completan de forma bastante fácil. En cambio, esto no sucede cuando calibras el brazo foto-captor que te lleva más tiempo del que habías previsto (al menos en nuestras pruebas).

El tocadiscos Sony PSHX500 se enciende desde la rueda de control situada en la parte inferior de la izquierda: aquí encuentras también el selector de velocidad de 33 y 45 rpm. Para utilizarlo necesitas unos altavoces activos o un amplificador. Al igual que otros modelos del mercado, su ecualizador fonográfico es compatible tanto con salidas de phono como de línea.

Tocadiscos Pioneer PLX-500

No solo está pensado para que disfrutes de tu colección de vinilos (la experiencia es fantástica) sino que es una opción a considerar por parte de los usuarios que quieren dar el salto al mundo DJ. De hecho, su estética está basada en el modelo profesional de Pioneer PLX-1000; estética que, por otro lado, recuerda a la del tocadiscos Audio-Technica AT-LP120X.

Sus patas son regulables en altura y la amortiguación de las vibraciones se ha resuelto bien como sucede con sus competidores. Eso sí, al igual que la propuesta de Sony hay que acoplar el cabezal y ajustar el brazo con el contrapeso. A su lado, y como cabría esperar, se sitúa la rueda de control para el anti-skating. Tras pulsar el botón de encendido, se aprecia cómo proyecta una luz de color rojo que enseguida llama la atención. No es la única porque, en el lado opuesto de este modelo de tracción directa y corriente continua de tres fases, el fabricante ha añadido un soporte retráctil que al activarlo consigue que la aguja se ilumine.

Además, el tocadiscos Pioneer PLX-500 dispone de un botón Start/Stop para que el plato de giro se mueva o se detenga y un selector de revoluciones por minuto (33, 45 o 78). Estas características las comparte con el tocadiscos de Audio-Technica, así como la posibilidad de ajustar la velocidad de giro. Se hace a través de un potenciómetro que posee un diseño deslizable muy cómodo. Sus conexiones físicas incluyen una salida USB que se utiliza para conectar el tocadiscos y digitalizar las canciones, y otra phono/línea RCA.

Tocadiscos Audio-Technica AT-LP120X

Disponible en dos tonalidades, negro y plata, luce uno de los diseños más bonitos de toda la comparativa. También puede presumir de unos buenos acabados y la sensación que transmite es de robustez. Con un manejo manual de la aguja, incorpora en la parte inferior de la izquierda un botón de Start/Stop que hace girar o detener el plato de aluminio fundido donde colocas el vinilo. En el lado opuesto, se ubica el regulador para el tempo. Mientras, el brazo de balanceado tiene forma de S e incluye, entre otros componentes, el contrapeso y un sistema que ayuda a controlar el anti-skating evitando que este brazo patine.

Su motor es de tracción directa, mientras que las características de su cápsula fonográfica de doble imán con aguja elíptica (su calibración se ha resuelto de manera satisfactoria) desprende buenas impresiones. Es posible elegir entre tres velocidades: 33, 45 y 78 revoluciones por minuto.

A nivel de conectividad, hay que destacar su selector de phono/línea y el puerto USB que le acompaña. El primero permite utilizarlo, por ejemplo, con un amplificador o un sistema de altavoces activos. En el caso del segundo, el tocadiscos se conecta al ordenador y con la ayuda de programas de software de grabación tipo Audacity extraes la música de tus vinilos para digitalizarlos. La experiencia de uso del tocadiscos Audio-Technica AT-LP120X nos ha resultado agradable, positiva y bastante equilibrada en la mayoría de las frecuencias sonoras. En definitiva, es el mejor tocadiscos calidad-precio de la comparativa.

No te podés perder

Los mejores tocadiscos del mercado para disfrutar de la música de tus vinilos antiguos como antes - Actualizate — Actualizate